Economía

Popular acuerda con los sindicatos un proceso de ajuste de hasta 200 millones de euros anuales

La entidad informa que invertirán en el proceso 375 millones de euros y que supondrá reducir en un 20% la plantilla

El plan también incluye medidas de movilidad geográfica que podría afectar a unos 200 trabajadores
El plan también incluye medidas de movilidad geográfica que podría afectar a unos 200 trabajadores - REUTERS
EFE Madrid - Actualizado: Guardado en:

El Banco Popular ha anunciado este domingo que ha alcanzado un acuerdo con los sindicatos para hacer un proceso de ajuste, que supone reducir en un 20% la plantilla. Lo que significará un ahorro de entre 175 y 200 millones de euros anuales, que empezarán a ser efectivos a partir del primer trimestre de 2017.

En un comunicado, la entidad financiera también ha informado de que la inversión en este proceso, que afecta a 2.592 empleados, será de 375 millones de euros. El Banco Popular ha avanzado también que el acuerdo, que responde al plan de negocio anunciado en la ampliación de capital, se ha cerrado tras doce reuniones con los sindicatos CCOO, UGT, SEGRUPO, FITC y AMYC.

Según el Banco Popular, los trabajadores de 59 años o más a cierre de año podrán elegir entre cobrar el 75% del salario bruto ó el 70% del salario más el 50% del complemento voluntario. Actualmente, el banco ha contado con 1.700 trabajadores de 59 años o más. El colectivo de empleados de 58 años a 31 de diciembre podrán optar entre el 70% del salario bruto o el 65 % más el 50 % del complemento voluntario. Este grupo está limitado a 200 personas.

Para los trabajadores del Popular de entre 55 y 57 años que se prejubilen (100 personas), el acuerdo suscrito les ofrece el 65 % del salario bruto o el 60 % más el complemento voluntario. Además, la entidad financiera y los sindicatos han acordado para fomentar la voluntariedad que las personas de estos tres colectivos que se adhieran podrán cobrar una prima adicional de 3.000 euros.

Los empleados de entre 50 y 54 años, que a cierre de año decidan prejubilarse tendrán una indemnización de 35 días de salario por año de servicio, con un límite de 110.000 euros.

Los que al término de 2016 tengan entre 45 y 49 años y se sumen al acuerdo, podrán acceder a una indemnización de 35 días de salario por año de servicio, con un límite de 28 mensualidades, mientras que para los menores de 45 la indemnización será igual pero con un límite de 24 mensualidades.

Para estos tres últimos colectivos y en reconocimiento a la antigüedad, se pagará una indemnización adicional de 500 euros por año trabajado.

Plan de bajas incentivadas

En caso de adscripción voluntaria a las medidas de bajas incentivadas, la entidad abonará una indemnización por «prima de enganche», que será de 25.000 euros cuando el empleado lleve en el Popular 25 años o más, de 20.000 euros para una antigüedad de 21 a 24 años, y de 15.000 euros cuando la horquilla de veteranía está entre 16 y 20 años.

Para los menos antiguos, entre 11 y 15 años, la prima será de 10.000 euros; de 7.000 cuando el tiempo en la empresa oscile entre 5 y 10 años, y de 3.500 para los más nuevos, con menos de 5 años en la entidad.

El acuerdo también ofrece la alternativa de excedencias voluntarias compensadas durante 3 años, prorrogable un año más, para un máximo de 250 empleados menores de 50 años y con más de 10 de antigüedad. Durante esa excedencia, el empleado recibirá anualmente 15.000 euros.

El acuerdo también fija que los empleados mayores de 50 años percibirán sus indemnizaciones mediante esquemas de «prejubilación» hasta que cumplan los 63 años.

Por tanto, quienes se acojan a estas excedencias no podrán prestar servicios profesionales a entidades competidoras con el Banco Popular. Además, se establecen medidas de movilidad geográfica, que afectan hasta a 200 empleados, con la intención de corregir desequilibrios de plantilla territoriales y que llevan aparejadas compensaciones económicas en función de las distancias.

Con este acuerdo, el banco que preside Ángel Ron ha evitado la convocatoria de huelga con la que habían amenazado los sindicatos, que desde que comenzaron las negociaciones, en octubre, han llevado a cabo concentraciones en varias ciudades de España.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios