Contenedores en el Puerto de Algeciras (Cádiz)
Contenedores en el Puerto de Algeciras (Cádiz) - EFE

Patronal y estibadores, pendientes de que se apruebe la reforma del sector para cerrar su nuevo convenio

Los sindicatos de estibadores (Coordinadora de Trabajadores del Mar, UGT, CC.OO., CGT y CIG) y la patronal Anesco vuelven mañana miércoles a reunirse

MadridActualizado:

El sector de la estiba está pendiente de que el Ministerio de Fomento apruebe el anunciado Real Decreto que desarrolla la reforma y reconversión del sector aprobada el pasado mes de mayo para poder cerrar la negociación de su nuevo convenio, para la que se fijaron de plazo el próximo 30 de septiembre.

Los sindicatos de estibadores (Coordinadora de Trabajadores del Mar, UGT, CC.OO., CGT y CIG) y la patronal Anesco vuelven mañana miércoles a reunirse, según informaron a Europa Press en fuentes del sector.

Será su primer encuentro formal tras el del pasado 29 de junio, en el que se alcanzó el acuerdo que puso fin al conflicto de cuatro meses abierto en el sector en febrero, cuando el Ejecutivo inició su reforma.

Desde dicho encuentro, estibadores y empresas han venido mantenido un continuo contacto durante los meses de verano, con intercambio de documentación e impresiones, para cumplir con el plazo que se autoimpusieron de plasmar el acuerdo en un nuevo convenio colectivo antes del 30 de septiembre.

No obstante, el hecho de que el Ministerio de Fomento aún no haya aprobado el comprometido Real Decreto que desarrolla el Decreto Ley por el que reformó su estructura legal, impide que sindicatos y patronal cierren el convenio.

Dicho Real Decreto, que Fomento dijo tramitaría por el procedimiento de urgencia, incluye los acuerdos alcanzados con patronal y sindicatos de estibadores sobre los aspectos laborales de la reforma y las ayudas de 120 millones comprometidas por el Gobierno para la reconversión del sector.

Así, entre los principales asuntos pendientes de cerrar a la espera del Real Decreto destaca el de la articulación de los nuevos Centros Portuarios de Empleo (CPE), las ETT's en las que se transformarán las actuales sociedades de gestión de estibadores portuarios (Sagep), firmas que hasta la reforma tenían el monopolio del sector.

También están pendientes otros aspectos como el régimen de entrada de nuevos estibadores al gremio a través de la formación acordada.

A pesar de ello, estibadores y empresas se plantean dejar ultimado el nuevo convenio en la fecha prevista, con el fin de cerrarlo definitivamente en el momento en que se articule dicho desarrollo reglamentario de la reforma legal del oficio de carga y descarga de barcos en los puertos.

Fin al conflicto

La firma de este convenio pondría definitivamente fin al conflicto que estalló en la estiba a comienzos del pasado mes de febrero, cuando el Gobierno emprendió su reforma para liberalizarla. Con ello, pretendía que cumpliera con la normativa europea, que contravenía, y evitar una multa de la UE, que finalmente fue impuesta, aunque de menor cuantía a la estimada (3 millones de euros frente a los 27 millones acumulados hasta entonces).

Tras decenas de reuniones, convocatorias de paros que finalmente tuvieron lugar en junio, y de que el Congreso tumbara en marzo el primer Decreto Ley de reforma, la reforma fue finalmente aprobada en mayo.

Los sindicatos y la patronal alcanzaron un mes después un acuerdo sobre los principales ejes del nuevo convenio que regulará las relaciones laborales del sector tras su liberalización. El pacto incluyó bajadas de suelo, prejubliaciones con las ayudas del Gobierno y el compromiso de negociar medidas para mejorar la competitividad en los puertos.