Imagen de archivo de un viaje para mayores en la Comunidad Valenciana
Imagen de archivo de un viaje para mayores en la Comunidad Valenciana - EDUARDO MANZANA

La patronal de agencias de viaje recurre la licitación del «megacontrato» del Estado

CEAV denuncia que favorece a los grandes grupos empresariales

MadridActualizado:

La Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAV) ha presentado un recurso especial en materia de contratación ante el Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales (TACRC) al concurso para el contrato centralizado de servicio de agencia de viajes de la Administración General del Estado, conocido como CORA, por considerar que en los pliegos se «incumple el principio de igualdad de trato».

La licitación del denominado «megacontrato» de viajes para la Administración, actualmente gestionado por Globalia, tiene un valor estimado de 285,6 millones de euros (71,4 millones de euros al año) con una ejecución de dos años, prorrogables otros dos. El plazo para presentar las ofertas finalizó el 4 de enero.

En un comunicado, la principal patronal de agencias de viajes denuncia que los pliegos del concurso «priman a las agencias que pertenecen al mismo grupo empresarial que una línea aérea» al establecer como criterio de adjudicación las tarifas aéreas teniendo en cuenta que es un contrato de servicio de agencias de viaje u no de servicios de transporte.

En esta línea, recuerda que la fluctuación de precios de los billetes aéreos es especialmente relevante, ya que se fija por la aerolínea aérea en función de la dinámica del mercado y de diversas variables, y en un contexto de fluctuación las agencias de viajes pese a contar con cierto poder de negociación con las aerolíneas «no tienen capacidad para establecer el precio fijo de un billete para los próximos dos años».

«Las agencias de viajes actúan como intermediarios entre las compañías transportistas y el cliente final, por lo que no puede determinar un precio fijo para un billete en una determinada ruta y que, además, se mantenga invariable durante los dos próximos años», ha afirmado la gerente de la patronal, Mercedes Tejero.

Para la patronal CEAV este criterio primaría a las agencias que tengan una especial vinculación con una determinada compañía aérea, por pertenecer al miso grupo, «tal y como sucedió en la licitación anterior», o a aquellas que realicen ofertas casi aleatorias para fijar precios, una conducta, que según advierte, «puede resultar temeraria» a largo plazo.

Al respecto, apunta que Globalia, compañía adjudicataria del anterior concurso a través de Viajes Halcón y de su aerolínea Air Europa que con SkyTeam cubre casi todas las rutas aéreas mencionadas en la licitación, puede «realizar ofertas muy inferiores a los precios determinados en el pliego en base a las tarifas que les proporcione su propia compañía aérea en exclusiva».

No es la primera vez que la CEAV, que ya denunció «graves deficiencias» en los pliegos de la nueva licitación, presenta un recurso contra este mismo procedimiento ante las quejas de la pequeña y mediana empresa que considera que estos procesos centralizados impiden su participación en estos servicios.

Se da la circunstancia de que Ávoris (grupo Barceló) y Carlson Wagonlit Travel (CWT) anunciaron recientemente su renuncia a concurrir al citado concurso por considerar que con el actual pliego obliga a las agencias a «asumir como pérdidas las diferencias de tarifas de los operadores, al no depender el precio final de ella misma, lo que hace que el concurso ponga en riesgo claramente a los licitadores».

El Gobierno autorizó un nuevo contrato a finales de noviembre que introduce cambios para mejorar su ejecución, actualmente en manos de Halcón Viajes (Globalia), que se adjudicó el contrato por 200 millones de euros, y que concurre de nuevo al concurso. En su anterior convocatoria, pujaron siete empresas: Viajes El Corte Inglés, Barceló, Globalia (Halcón y Viajes Ecuador), Nautalia, Travel Air-Eroski Viajes e Integración Agencia de Viajes.