Economía

El parón político en España deja en el aire varios proyectos del plan Juncker

España ha recibido 2.512 millones de la financiación comunitaria desplegada y es el cuarto país más beneficiado de la UE

El comisario de Energía, Miguel Ángel Arias Cañete, junto al presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy
El comisario de Energía, Miguel Ángel Arias Cañete, junto al presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy - JAIME GARCÍA

La interinidad indefinida del Ejecutivo comienza a pasar factura a los fondos del Plan Juncker dirigidos a España. Varios proyectos que podrían recibir esta financiación europea están a la espera de que se forme un nuevo Ejecutivo para poder pedir préstamos a Bruselas en sectores como la renovación de aeropuertos, transporte ferroviario de mercancías así como reciclaje y gestión de residuos, señalan fuentes oficiales.

Pese a ello, las administraciones tienen voluntad de solicitar esta financiación en cuanto se aclare el escenario político y así aprovechar la ventanilla abierta por Bruselas por lo que previsiblemente sus peticiones de fondos se activarán y llegarán a buen puerto en cuanto haya un nuevo Ejecutivo formado. En todo caso se tratan de proyectos acometidos por el sector público o al alimón con socios privados.

El Plan Juncker fue la «medida estrella» de la Comisión al llegar a su presidencia Jean-Claude Juncker. El proyecto pretendía abrir financiación a empresas y proyectos público-privados. Desde su puesta a punto ha movilizado 138.300 millones de euros de inversión de los 315.000 que tiene previsto. Asimismo, ha aprobado financiación por un montante de 24.800 millones, 17.400 millones a proyectos de infraestructuras e innovación a cargo del Banco Europeo de Inversiones (BEI) y otros 7.500 millones a las pymes por el Fondo Europeo de Inversiones (FEI).

De estos 24.800 millones, España es el cuarto país que más liquidez ha recibido, a fecha de julio de 2016, con unos 2.512 millones, en torno a un 10% del total. Solo superan a nuestro país, Reino Unido (2.949 millones), Italia (2.783) y Francia (2.723). Lo cierto es que en los últimos meses España ha recuperado posiciones y ha elevado su petición de préstamos a la UE, al pasar de 747 millones solicitados hasta abril a los susodichos 2.512 millones.

El BEI ha bombeado 2.200 millones a diez proyectos de investigación y desarrollo, que cuentan entre sus beneficiarios a empresas como Grifols o Redexis. Su impacto total puede ser de 8.400 millones y 8.162 empleos. También han aprobado ocho acuerdos con bancos que actúan como intermediarios financieros para hacer llegar a 35.876 pymes 312 millones de euros. Una inyección de financiación que pueden movilizar una financiación total -combinándolo con inversiones privadas- de 5.700 millones.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios