Economía

El petróleo se dispara tras acordar la OPEP recortar la producción

El histórico acuerdo deberá ser refrendado en la reunión del cártel el 30 de noviembre

El petróelo sigue por debajo de los 50 dólares
El petróelo sigue por debajo de los 50 dólares - ARCHIVO

Los países miembros de la OPEP acordaron anoche en una reunión informal celebrada en Argel rebajar su producción actual de 33,4 millones de barriles diarios a 32,5 millones a lo largo de 2017 con el objetivo de hacer subir los precios del crudo, que han registrado una espectacular caída en los dos últimos años.

La noticia de este acuerdo se conoció cuando los mercados de Londres y Nueva York estaban a punto de cerrar. Aún así, la cotización del petróleo registró un importante incremento: el tipo Brent subió un 5,91%, hasta los 48,69 dólares del barril; el tipo Texas se encareció un 5,32% y acabó en 47,05 dólares.

Este histórico acuerdo, que deberá ser refrendado en Viena en la reunión oficial de este cártel prevista para el próximo 30 de noviembre, ha tardado más de dos años en alcanzarse a pesar de las reiteradas peticiones realizadas por miembros de la OPEP y que han estado lideradas por Venezuela y por otros productores ajenos a este cártel, con Rusia a la cabeza.

Llegó a 115 dólares

Cabe recordar que el barril de Brent costaba 115 dólares en junio de 2014 y que a finales de enero de 2016 llegó a caer por debajo de los 28 dólares. Aunque en junio pasado superó los 52 dólares, en los últimos meses ha estado por debajo de los 50 dólares.

Este fuerte descenso se debía a varios motivos, fundamentalmente el exceso de crudo en los mercados por la ralentización de las principales economías mundiales y de los países emergentes y por la creciente industria del «fracking» en Norteamérica.

Este último hecho, que convirtió a Estados Unidos en el primer productor de crudo del mundo superando a Arabia Saudí, hizo que este Reino se opsiera a que la OPEP redujera o congelara su producción para hundir los precios del petróleo y, con ello, la industria del «frácking», que solo es viable cuando el crudo está por encima de los 60 dólares.

Esta cruzada de Arabia Saudí, que también perjudicaba a su enemigo Irán, empezó a causar estragos en el sector, ya que las principales petroleras han recortado drásticamente las inversiones previstas, y en el propio Reino, pues el año pasado registró un déficit récord de 90.000 millones de euros.

En cualquier caso, Arabia Saudí, que ha vuelto a convertirse en el mayor productor mundial de crudo, podía aguantar durante meses un recorte en sus ingresos procedentes del petróleo. No sucedía lo mismo con el resto de países productores, como Venezuela y Rusia, cuyos presupuestos dependen entre un 95 y un 80% de las ventas de crudo.

Impacto en España

La caída de los precios del petróleo supuso para España, que tiene que importar el 99% del crudo que consume, un ahorro de unos 15.000 millones de euros al año. Además, la gasolina y el gasóleo se abarataron notablemente y han registrado los precios más bajos en siete años, lo que ha influido también en la caída del IPC durante los últimos meses.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios