Economía

Oliver Hart y Bengt Holmström ganan el Nobel de Economía 2016

La Real Academia de Ciencias de Suecia destaca «sus aportaciones a la teoría del contrato»

Oliver Hart y Bengt Holmström
Oliver Hart y Bengt Holmström - ABC
CARMEN CALVO Corresponsal En Estocolmo - Actualizado: Guardado en:

La Real Academia de Ciencias de Suecia ha concedido el Premio Nobel de Economía de este año al británico Oliver Hart y al finlandés Bengt Holmström, profesor en el MIT por «sus contribuciones a la teoría del contrato», según ha anunciado este lunes en Estocolmo el Secretario General de la institución, Goran K. Hansson.

Hart nació en Londres (Reino Unido) en 1948 y es profesor en la Universidad de Harvard, mientras que Holmström nació en Helsinki (Finlandia) y es profesor en el MIT (Massachussets Institute of Technology).

La Academia ha reconocido, al conceder este premio, el valor de las nuevas herramientas teóricas que Hart y Holmström han desarrollado y que permiten entender los contratos de la vida real y evitar las trampas potenciales en el diseño de los mismos. Además, el comunicado indica que «los galardonados han desarrollado una teoría del contrato, un marco amplio para analizar muchos de los temas en el diseño de los contratos, como pago por resultados para altos ejecutivos, deducciones y copagos en seguros o la privatización de actividades del sector público».

Para entender algunas de las aplicaciones prácticas de la teoría de los contratos, Per Strömberg, director del Comité de Ciencias Económicas del Nobel, ha puesto como ejemplos los contratos de particulares con compañías de seguros. «Cuando tenemos un seguro para nuestra casa y se quema, ¿por qué la compañía de seguros no cubre todo? Normalmente, a pesar de que esté a todo riesgo, hay una deducción o un copago (…) y la teoría del contrato explica precisamente por qué sucede eso, porque si estuviéramos cubiertos del todo, digamos nuestro seguro de automóvil paga por el valor total de nuestro coche, tal vez ni nos preocuparíamos de si hemos cerrado el coche y alguien lo ha robado, porque de todas maneras recibiríamos un coche nuevo de la compañía de seguros».

Otras situaciones que analiza la teoría son si los proveedores de servicios públicos deben ser de capital público o privado o hasta qué punto los altos directivos de una empresa deben ser gratificados con bonos u opciones sobre acciones.

Dotado con 830.000 euros

El Premio Nobel de Economía está dotado con ocho millones de coronas suecas (unos 830.000 euros) y no forma parte del legado de Alfred Nobel, ya que comenzó a entregarse en 1969 gracias a una donación del Sveriges Riksbank, el banco central más antiguo del mundo, para celebrar el 300 aniversario de su fundación. De hecho, el nombre del galardón es «Premio del Banco Central de Suecia en Ciencias Económicas en Memoria de Alfred Nobel».

Hasta la fecha, se han otorgado 48 Nobel de Economía, 24 de ellos a un solo laureado, y tan solo una vez ha recaído en una mujer, Elinor Olstrom, en el año 2009. El primer Nobel de Economía fue concedido a Ragnar Frisch y Jan Tibergen «por haber desarrollado y aplicado modelos dinámicos para el análisis de los procesos económicos».

El ganador más joven fue Kenneth J. Arrow que lo recibió en 1972, con 51 años, y Leonid Hurwicz el de más edad, ya que había cumplido 90 cuando fue premiado. La Escuela de Chicago, que desde mediados del siglo XX se convirtió en uno de los focos de mayor producción de pensamiento económico del mundo a partir de las ideas de Milton Friedman y cuya aportación monetarista constituyó una alternativa teórica al «keynesianismo», ha sido una de las que cuenta con más premiados, entre ellos el propio Milton Friedman en 1976. Precisamente la recurrencia de la Academia en premiar el liberalismo económico hace de este galardón un premio polémico, que muchos consideran poco acorde con el testamento humanitario de Nobel.

Hart y Holmström recibirán su premio de manos del Rey Carlos Gustavo de Suecia el próximo 10 de diciembre, fecha del aniversario de la muerte de Alfred Nobel, en el Palacio de Conciertos de Estocolmo.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios