Distribución de lobbistas en Europa
Distribución de lobbistas en Europa - ABC

Los nombres y apellidos de los lobbies españoles

En poco más de una semana, 52 corporaciones se han adherido al registro de grupos de presión puesto en marcha por Competencia

MadridActualizado:

Prácticamente una semana después de su puesta en marcha, el registro de lobbies de la Comisión Nacional de mercados y competencia (CNMC) ya cuenta con 52 grupos de presión inscritos. Medio centenar de asociaciones de distinta índole (ONGs, empresas, patronales, asociaciones de consumidores o autónomos) que han dado, de forma voluntaria, el paso de regularizar su papel como grupo de presión en las decisiones que lleva a cabo la CNMC. Fuentes de Competencia se muestran satisfechos con el resultado y aseguran que en el futuro este número continuará creciendo.

Para poder adherirse a este registro, compañías como Siemens, BlaBlaCar o British American Tobacco han tenido que aceptar un decálogo ético elaborado por la institución presidida por José Mª Marín Quemada.

Entre las condiciones impuestas por la CNMC a estos grupos de presión destacan la necesidad de «actuar de forma transparente» o el compromiso de «no incitar a los empleados públicos de Competencia a infringir la ley o las reglas de comportamiento establecidas en los códigos de conducta». Según informan fuentes de Competencia, se trata de un código elaborado a semejanza del que utiliza Bruselas.

Dado que los grupos de presión no tienen una regulación específica en España, el registro de Competencia ha supuesto un avance hacia su normalización. Distintas regiones como Cataluña también tienen un registro propio para lobbies, pero por el momento no han tenido repercusión.

Desde la CNMC consideran que era el momento idóneo para llevar a cabo esta iniciativa, ya que «el mercado está suficientemente maduro» y esperan que estos grupos «respondan» de forma positiva. Para facilitar el proceso, según ha podido saber ABC, Competencia ha mandado una carta a las grandes empresas del Ibex para que se adhieran a este listado. Aunque la institución es optimista, serán estos lobbies los que decidirán en última instancia si apuntarse. El registro, por el momento, es voluntario. La CNMC explica que el registro supone un «primer paso» para garantizar la transparencia de los grupos de presión asegura que a corto plazo el listado será obligatorio. Además, confía en que todos los lobbies estén recogidos en dos años.

Precisamente la semana pasada, Bruselas abrió una consulta pública para decidir si su registro, similar al de la CNMC, se convierte en obligatorio.