La subida de precios viene condicionada por prestar mejores servicios
La subida de precios viene condicionada por prestar mejores servicios - EFE

Movistar, Orange y Vodafone: unas subidas de precios que tienden a ser tradición

Las tres principales compañías de telecomunicaciones inician 2018 con otro incremento en sus cuotas, una tónica que parece será perpetua por los pocos clientes que pierden

Actualizado:

Este año las tres principales compañías de telecomunicaciones, Movistar, Vodafone y Orange, han anunciado una subida de precio en sus tarifas de entre 1 y 5 euros a cambio de ofrecer mayores servicios, como mayor velocidad de conexión o más gigas en las tarifas de datos, un movimiento que ya han hecho más veces con anterioridad con un buen resultado en sus cuentas de ingresos, ya que apenas repercutió en pérdidas de clientes. Estos incrementos empezarán a aplicarse durante este mes de febrero y se completarán en abril.

Movistar fue el primero en anunciar estas medidas para este 2018, estableciendo unos precios que parten desde los 45 euros en sus paquetes más basicos hasta los 180 en los premium. Hay modalidades que han llegado a subir 20 euros en los últimos cuatro años. Todos los paquetes ofertados por la compañía española van a experimentar estas subidas a cambio de una mejor conexión de la fibra óptica, pudiendo llegar hasta los 600 Megas.

Orange se sumó poco después anunciando subidas en sus tarifas Love de entre 2 y 5 euros por más datos móviles (entre 500 Megas hasta los 6 Gigas). Vodafone, por su parte, comunicó esta semana su nueva política de precios, con alzas que oscilarán entre 1 y 5 euros. A cambio ofrece nuevos servicios como Social Pass, que permite navegar por las distintas redes sociales sin necesidad de consumir datos. Los precios de los paquetes más básicos de ambas compañías ya superan con holgura los 50 euros, cuando hace cuatros se situaban en los 45.

Esta alza de precios ya preocupó a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), que pidió precios más bajos tanto en el mercado mayorista como en el minorista. Sin embargo, esta petición puede quedar en balde si las tres «telecos» compran de nuevo los derechos del fútbol, que negociarán en los próximos meses con Mediapro. Aunque en principio se muestran reticentes, de llegar a un acuerdo se podrían establecer otras subidas en las tarifas.

Clientela fiel y más ingresos

Según datos de la CNMC, los hogares españoles cada vez gastan más en los servicios de las compañías de telecomunicación, un hecho que va ligado también al alza de contratación de los llamados paquetes quíntuples (aquellos que contienen líneas fija, móvil, red de banda ancha fija y móvil y servicio de televisión). En el segundo trimestre del pasado año, último dato disponible, el gasto en paquetes quíntuples creció un 15%, hasta llegar a una media de 96,6 euros.

Pero a pesar de estas alzas, las tres grandes no sufren grandes pérdidas de clientes. Movistar, que es quien ofrece unos precios más caros, cuenta con el 41,2% de la clientela, 5.906.787, hasta noviembre de 2017, según a CNMC. A pesar de que durante los primeros meses del pasado año también acometió importantes subidas de precio en sus ofertas, sólo han perdido 10.154 clientes, una nimiedad al lado de los ingresos que genera. Vodafone y Orange aglutinan el 23,4% y el 27,6% del mercado, y ambos, incluso subiendo tarifas, ganaron clientes de un año a otro (237.977 y 26.899 más, respectivamente). Entre los tres registraron casi 600 millones más respecto a los datos del año anterior gracias a estas subidas.

Aun así, desde el otro extremo, el de las low cost, MásMóvil se está beneficiando poco a poco de esta política de precios al alza de las grandes. La compañía está acogiendo a aquellos clientes que buscan tarifas más baratas y se está convirtiendo, tal y como arrojan los datos de la CNMC, el grupo que más líneas gana. En un año creció un 334%, ganando 361.022 clientes más, hasta sumar casi medio millón en su totalidad. Sin embargo, esta fuerte subida de clientes no repercute todavía en grandes ingresos, a pesar de que estos suben poco a poco con el paso de los meses.