Economía

Mondélez reduce el tamaño de Toblerone en Reino Unido por el incremento de costes

«Como muchas otras compañías, estamos experimentando mayores costes en numerosos ingredientes», ha apuntado la compañía, que no ha hecho referencia directa al Brexit

Toblerone tiene más de cien años de existencia
Toblerone tiene más de cien años de existencia - EFE
EUROPA PRESS Londres - Actualizado: Guardado en:

Toblerone, propiedad de la multinacional Mondelez International, ha respondido con una reducción del 10% en el peso de las populares chocolatinas que se venden en Reino Unido en respuesta al aumento de los costes de fabricación, lo que se ha traducido en una sensible modificación del tradicional aspecto de sierra de la barrita, que muestra ahora una llamativa separación entre sus característicos picos de chocolate.

Sin embargo, en los principales supermercados británicos el precio de venta de las chocolatinas afectadas por el cambio, cuyo peso ha pasado de 400 gramos a 360 gramos, y desde 170 gramos a 150 gramos, no ha experimentado una rebaja proporcional a la menor cantidad del producto.

«Como muchas otras compañías, estamos experimentando mayores costes en numerosos ingredientes», apunta la compañía en un comunicado publicado en su página en la red social Facebook, donde no hace ninguna referencia directa al 'Brexit'.

«Hemos asumido estos costes durante tanto tiempo como ha sido posible, pero para garantizar que Toblerone permanece en los estantes, sigue siendo asequible y mantiene su forma triangular, hemos tenido que reducir el peso de dos de nuestras barritas en Reino Unido», explica la multinacional.

Las populares chocolatinas aserradas de Toblerone nacieron en 1908 en la localidad suiza de Berna, de manos del chocolatero Theodor Tobler, en colaboración con su primo Emil Baumann.

El nombre de Toblerone corresponde a la contracción del apellido de su creador y de 'torrone', la palabra italiana para la miel y el turrón de almendras.

El efecto del Brexit en el carro de la compra

El desplome de la libra, que cae casi un 17% desde la victoria del 'Brexit' en el referéndum del pasado 23 de junio sobre la permanencia del Reino Unido en la UE, ha provocado que empresas europeas como Unilever o estadounidenses como Microsoft hayan decidido subir sus precios en Reino Unido para contrarrestar este impacto.

Unilever llegó a un acuerdo en octubre con Tesco para resolver la disputa de precios que mantenían y que provocó que los productos del fabricante anglo holandés no estuvieran disponibles de forma 'online' en la principal cadena de supermercados de Reino Unido, donde llegó a faltar la popular crema para untar 'Marmite', un producto 'endémico' de la cesta de la compra de los hogares del Reino Unido.

Por su parte, a finales de octubre Microsoft anunciaba su intención de incrementar el precio en Reino Unido de su software para empresas y servicios en la nube entre un 13% y un 22% a partir del próximo 1 de enero en respuesta a la depreciación de la libra esterlina.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios