El presidente de China, Xi Jinping
El presidente de China, Xi Jinping - REUTERS

Xi Jinping: «La mentalidad de la Guerra Fría está ahora más fuera de lugar que nunca»

El presidente chino afirmó que Pekín se alineará con las reglas del comercio internacional, aumentará la transparencia, aplicará las leyes, fomentará la competencia y se opondrá al monopolio

Actualizado:

China reforzará la protección de los derechos de propiedad intelectual de las empresas extranjeras para fomentar la competitividad y apertura de su economía, anunció hoy su presidente, Xi Jinping, en la sesión inaugural del Foro de Boao, el «Davos» asiático.

«Una protección más fuerte de los derechos de propiedad intelectual es el requisito de las empresas extranjeras, y más aún de las empresas chinas», afirmó Xi en un discurso en el que abogó por una mayor apertura de su economía y su sistema financiero y en el que prometió crear «un ambiente más atractivo para la inversión».

El Foro de Boao, que arrancó el domingo y concluirá mañana, se celebra este año en un ambiente marcado por la escalada de hostilidad en las relaciones comerciales entre China y EEUU, provocada por la reciente imposición de aranceles por el presidente estadounidense Donald Trump y la posterior respuesta china.

Aunque Xi no hizo ninguna mención directa al proteccionismo de Trump, recordó que la «mentalidad de la Guerra Fría está ahora más fuera de lugar que nunca» y que «solo el desarrollo pacífico puede dar resultados beneficiosos para todos».

«Apertura o aislamiento, progreso o retroceso, la Humanidad tiene una gran decisión que tomar», sentenció.

El líder chino afirmó que Pekín se alineará con las reglas del comercio internacional, aumentará la transparencia, aplicará las leyes, fomentará la competencia y se opondrá al monopolio.

En este sentido, se volverá a instaurar este año una Oficina Estatal de Propiedad Intelectual, que velará por el cumplimiento de la ley, endurecerá las penas de quienes no la cumplan y promoverá la transferencia tecnológica entre compañías nacionales e internacionales.

En los primeros seis meses del año el Gobierno concluirá la revisión de la lista negra de sectores en los que limita la inversión y además se eliminarán los «obstáculos sistemáticos» que dificultan la correcta asignación de activos.

Xi anunció además que el país incrementará su volumen de importaciones y reducirá los aranceles a la compra de vehículos extranjeros y de otros productos procedentes del exterior, con el objetivo de equilibrar su balanza comercial que acusa un elevado superávit.

En cuanto al sector financiero, el presidente adelantó medidas para avanzar en su liberalización, algo que considera «estratégico» para fomentar el desarrollo, y aseguró que se creará un ambiente más atractivo para captar inversiones procedentes del exterior.