El presidente de la Autoridad Fiscal, José Luis Escrivá
El presidente de la Autoridad Fiscal, José Luis Escrivá - EFE

El Impuesto de Sociedades recaudaría 5.000 millones más sin la rebaja de 2015

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) calcula que el tributo hubiera ingresado unos 30.000 millones de euros en 2017, frente a los 23.143 millones que consiguió, y el déficit sería un punto menor

MADRIDActualizado:

España habría salido de la vigilancia reforzada de la UE y tendría un déficit del entorno del 2% del Producto Interior Bruto (PIB) si no se hubieran rebajado los impuestos en 2015. Así lo calcula la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) cuyo presidente, José Luis Escrivá, ha intervenido esta tarde en el Congreso de los Diputados en la Comisión de Hacienda y ha cifrado el efecto con y sin rebajas de impuestos en la recaudación. Según sus cálculos, España recaudaría más de un punto de PIB adicional, por encima del 38% del PIB en total, sin las rebajas que se han ido aprobando desde 2013. En concreto, el Impuesto de Sociedades hubiera tenido una recaudación en 2017 del 2,5% del PIB frente al 2% en el que cerró el año pasado, es decir, ingresaría algo más de 29.000 millones de euros, más de 5.000 millones que en la actualidad, dbeido, sobre todo, a la rebaja aprobada en 2015.

Este nivel de recaudación es similar al 2,6% del PIB que ingresa de media la UE. La rebaja de Sociedades en 2015 redujo el tipo nominal del 30% al 25% en dos años, precisamente al nivel de tipos que hay de media en los países de nuestro entorno. Sobre el IRPF, la Airef cifra en 9.000 millones el impacto de las rebajas, muy similar al que preveía Hacienda: sin la reforma fiscal de 2015, el IRPF recaudaría un 7,4% del PIB, frente al 6,6% que ingresa. Esto es, en lugar de los 77.038 millones que recaudó en 2017 hubiera ingresado dicho año 86.110 millones.

La última estimación de la Agencia Tributaria sobre el impacto de la reforma fiscal ascendía a 12.473 millones de euros, según su informe anual de recaudación de 2016. De ellos 9.300 millones correspondían al IRPF y 3.009 millones a Sociedades –con 164 al impuesto sobre la renta de no residentes–.

Si bien los cálculos del Impuesto de la Renta son similares a los que da la Airef, estas cifras distan considerablemente en el Impuesto de Sociedades, ya que la Airef incluye las medidas aprobadas en 2013 relativas a la limitación de la deducibilidad de los gastos de amortización, que tuvieron un impacto negativo de 802 millones en 2014, según el informe anual de recaudación de dicho año. En 2013 aumentaron los ingresos en 1.900 millones pero en 2015 los lastró en una cuantía similar. El Impuesto de Sociedades es el único entre los grandes tributos que aún no ha recuperado los niveles de recaudación de 2007, cuando ingresó 44.823 millones de euros.