Juan-Velarde

Idiomas y desarrollo económico Juan-Velarde

¿No merece la pena, debido a la capacidad legislativa que en materia educativa poseen las Autonomías, señalar consecuencias económicas derivadas de esas decisiones?

Ximo Puig y Vicent Marzá inauguran el arbol de las lenguas
Ximo Puig y Vicent Marzá inauguran el arbol de las lenguas - ARCHIVO
POR JUAN VELARDE FUERTES - Actualizado: Guardado en:

Como consecuencia del borrador publicado por el Conseller de Educación de la autonomía de Valencia, Vicent Marzà, sobre un modelo educativo de plurilingüismo, se ha levantado una severa reacción crítica de las AMPA, las asociaciones de padres de alumnos. ¿No merece la pena, debido a la capacidad legislativa que en materia educativa poseen las Autonomías, señalar consecuencias económicas derivadas de esas decisiones?

Por una parte, hay que tener en cuenta lo que ha señalado el profesor García Delgado sobre las ventajas del español desde el punto de vista económico. Los mercados que hablan español, después de los que lo hacen en inglés, son los más importantes del mundo. Incluso la expansión del español en Estados Unidos crece.

Además de ello, en el propio ámbito nacional de España, el conocimiento del español constituye un activo importante para el empleo. Desconocer esto significa ponerse de espaldas, por criterios localistas, a la lucha contra el desempleo. Y además, un complemento obligado en la enseñanza, es la del inglés. La potencia económica de ese conjunto que abarca Estados Unidos, Gran Bretaña, Canadá, Australia, Nueva Zelanda, la India, los países de la ASEAN, constituye el bloque económico más importante del mundo. Y he aquí que los hijos de familias ricas van a ir a centros donde la prioridad de la enseñanza del español y del inglés, existe. Y los que dependen del gasto público, por tener menos renta, a causa de un idioma regional, cuyo valor cultural existe, pero constituye una opción minoritaria, pierden oportunidades importantes de empleo, de actividad económica, a favor de los más adinerados. Quienes defienden esto último sostienen que su preocupación máxima es la de ¡igualar las rentas!

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios