Economía

Iberia, de aterriza como puedas a aterriza como quieras en Buenos Aires, 70 años después

Mauricio Macri y el CEO de la aerolínea han presidido el aniversario del primer viaje de un vuelo de Iberia a Argentina

Mauricio Macri junto a Luis Gallego, CEO de Iberia
Mauricio Macri junto a Luis Gallego, CEO de Iberia - ABC

Luis Gallego, presidente de la compañía, lo ha dicho con otras palabras pero el mensaje está claro: Iberia va como un avión, aunque el trayecto continúa. «En 2014 —recordó— comenzamos a percibir la recuperación, con un beneficio operativo de 50 millones de euros. Y en 2015, de 247 millones… Somos la segunda compañía de aeronavegación más puntual del mundo, y la más puntual de Europa175, aunque, ha explicado, «todavía estamos viviendo una etapa de relanzamiento».

El CEO de la aerolínea explicó en Buenos Aires la historia del ascenso, tras el descenso, de la empresa que acaba de celebrar 70 años de su primer vuelo a Buenos Aires. Con este motivo, se bautizó un Airbus A330/200 (346 butacas y 46 en business) con el nombre de la capital argentina, se organizó un foro económico breve pero intenso, se abrieron las puertas de la Embajada para brindar por el acontecimiento y se hizo famoso Francisco Botas, el niño de 5 años que viajó en aquella primera travesía aérea y hoy es un empresario de 76 de reconocida trayectoria. Junto a su hijo, Yago, establecido en Buenos Aires al frente de una empresa de energía y petróleo, se convirtió en protagonista inesperado.

La agenda de Iberia por los 70 años incluyó a todos. En el plano político, el presidente, Mauricio Macri, recibió a Luis Gallego en el aeropuerto internacional de Ezeiza, apenas bajó de las escalerillas a su regreso de la Asamblea General de la ONU. La vicepresidenta, Gabriela Michetti, fue madrina del Airbus «Buenos Aires», junto al ministro Guillermo Dietrich y en el foro económico, Hernán Lombardi, al frente del Ministerio de Medios intervino para asegurar que «los argentinos vivimos como propios» los acontecimientos de Iberia. En ese contexto, recordó que hubo «vicisitudes en las relaciones» hoy superadas. El presidente de la agencia Efe, José Antonio Vera, fue el maestro de ceremonias de un acto en el que también participaron ejecutivos de varias empresas con presencia a ambos lados del Atlántico (El Corte Inglés, American Express, Meliá y Avis).

La clausura del foro vino acompañada de una exposición con las mejores fotografías de estos últimos 70 años de Iberia. Dalí y sus enormes bigotes, Eva Duarte de Perón, Jorge Luis Borges ayudado en la escalerilla del avión o la imagen los Reyes don Juan Carlos y doña Sofía, en el interior de un aeroplano de otro siglo, forman parte de la muestra homenaje en el CCK, el centro cultural más grande de América Latina y de buena parte del mundo.

En el plano cultural, gastronómico y social, los protagonistas fueron, por este orden, el guitarrista Luis Salinas con «La guitarra vuela», su homenaje a Paco de Lucía; Florencio Sanchidrian, el gran cortador de jamón «pata negra» que satisfizo el gusto de empresarios, invitados y embajadores como Estanislao de Grandes o el argentino Ramón Puerta y Francisco Botas, el niño hecho hombre al que la fama, por haber estado con su madre (vive y tiene 101 años) en aquel vuelo transoceánico, le tomó por sorpresa.

Con pantalones cortos aguantó «tres escalas, una en África» (Villa Cisneros), donde por primera vez vio «un hombre negro» y «dos leopardos con collar», otras dos paradas en Brasil (Natal y Río de Janeiro) donde «fumigaron a todos menos a mí por ser pequeño» y «por fin, Buenos Aires». En total, fueron, «36 horas de vuelo pero en barco tardabas casi dos meses», recuerda. Ahora, a estas alturas, en otro 22 de septiembre (el del viaje pionero fue en 1946), bromea y se sorprende: «No me lo esperaba», comenta, sobre el revuelo que se ha armado por haber sido el primer y único niño de aquel viaje por el aire que ha pasado a la historia.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios