José Luis Aguirre, presidente de Ibercaja, y Víctor Iglesias, consejero delegado de la entidad
José Luis Aguirre, presidente de Ibercaja, y Víctor Iglesias, consejero delegado de la entidad - ABC

Ibercaja se fija como objetivo salir a bolsa en 2020

La entidad ha presentado su plan estratégico para los próximos tres años

MadridActualizado:

Ibercaja ha presentado hoy su nuevo plan estratégico para los próximos tres años, en el que se ha fijado como objetivos superar el 9% de rentabilidad sobre fondos propios; captar 320.000 nuevos clientes y salir a bolsa en 2020, con la finalidad de ser una entidad «solvente» e «independiente».

El presidente de Ibercaja, José Luis Aguirre, y el consejero delegado, Víctor Iglesias, han presentado en rueda de prensa el balance del ciclo 2015-2017 y las líneas estratégicas del nuevo Plan 2018-2020, antes de darlo a conocer a 1.500 directivos de la entidad en una convención celebrada en el Palacio de Congresos de Zaragoza.

Aguirre, quien por primera vez ha intervenido en la convención como presidente, ha explicado que, en los últimos tres años, han cumplido con «éxito los deberes» -entre ellos la integración de Caja 3-, por lo que la entidad emprende el nuevo trienio con un nuevo plan «muy exigente», puesto que los tiempos «no son fáciles» y «todavía pueden quedar flecos» en la regulación bancaria.

Los objetivos fijados en el nuevo Plan Estratégico 2018-2020 persiguen convertir a la entidad en un banco más «competitivo», «sólido» y «rentable», puesto que esa es la «mejor garantía» de «independencia» para el proyecto de Ibercaja, ha indicado Aguirre.

Las principales metas del Plan+2020 pasan por captar 320.000 nuevos clientes, de los cuales 15.000 serán de banca personal y privada; lo que supone un 15% más que en el ciclo estratégico anterior, además de 6.400 empresas, esto es un 34% más.

En cuanto a la rentabilidad, el consejero delegado, Víctor Iglesias, ha explicado que el dinamismo comercial que esperan conseguir en los próximos tres años permitirá avanzar en las principales métricas de solvencia.

Así, para 2020, la entidad ha elevado el objetivo de solvencia básica hasta el 11,5% y aspira a superar el 9% de rentabilidad sobre fondos propios (ROTE), duplicando el beneficio neto de 2017 en 2020, y situar la ratio de eficiencia por debajo del 55%.

Ibercaja se ha marcado también como objetivos prioritarios para 2020 alcanzar un millón de clientes digitales y situarse en el 'top3' de los indicadores sectoriales más reconocidos de calidad de servicios y reputación.

Iglesias ha reconocido que 2018 será todavía un año «complejo» para la cuenta de resultados, pero ha asegurado que en 2020 la entidad tendrá un «balance sano», una «elevada solvencia» y una «rentabilidad competitiva» a la altura de los mejores.

El presidente de Ibercaja ha señalado que la entidad está preparada para acometer el proceso de salida a bolsa, pero ha añadido que existe todavía recorrido para la recuperación de las valoraciones del sector en España.

La consolidación de la reactivación económica y la normalización del marco de tipos de interés incrementarán los beneficios anuales y potenciales de las entidades, ha dicho, al tiempo que ha aseverado que no tienen «urgencia por acelerar el proceso».

«Salvo que hubiese una oportunidad clarísima, en el año 2020 saldremos a bolsa porque pensamos que nuestras ratios de rentabilidad mejorarán sustancialmente, no por la evolución de los tipos de interés, sino por nuestros esfuerzos», ha subrayado.