Miembros del consejo de gobierno del Banco Central Europeo (BCE)
Miembros del consejo de gobierno del Banco Central Europeo (BCE) - ABC

Los hombres copan el entramado supervisor europeo

Solo el 16,5% de los 133 altos directivos que suman organismos como el BCE, la EBA, Eipa y Esma son mujeres

MADRIDActualizado:

Si la banca es un sector repleto de corbatas, la cosa no cambia en los organismos encargados de supervisarla. La paridad de género es una tarea pendiente en instituciones europeas como el Banco Central Europeo (BCE), la Autoridad Bancaria (EBA), la Autoridad de Seguros y Pensiones (Eiopa) y la Autoridad de Valores y Mercados (Esma), entre otras. Según los datos recopilados por ABC, solo 22 de los 133 altos cargos de estas instituciones, el 16,5%, son mujeres.

No es casual que el Parlamento europeo haya presionado a los Estados miembros para que en la terna de candidatos a suceder a finales del próximo mayo al vicepresidente del BCE, Vítor Constancio, haya mujeres.

La cúpula de este organismo es una en las que la mujer tiene menos presencia. De los 25 miembros que forman su consejo de gobierno, solo 2, el 8%, lo son. Más aún, en el grupo de seis vocales de esos 25 que forman el comité ejecutivo, encargado de ejecutar las decisiones del BCE, solo hay una: la alemana Sabine Lautenschlager.

La puesta en marcha de la unión bancaria europea en noviembre de 2014, que supuso la creación de varios organismo de supervisión y resolución de bancos comunes para todos los países, sí supuso un paso adelante en la igualdad al poner al frente de esas instituciones a mujeres.

Dos puestos clave

El Mecanismo Único de Supervisión (MUS), que supervisa las entidades significativas de la Eurozona, responsabilidad que hasta su creación ejercía en nuestro país el Banco de España, lo preside la francesa Danièle Nouy. Y la Junta Única de Resolución (JUR), encargada de intervenir bancos en apuros, como el Popular, lo dirige la alemana Elke König.

A pesar del poder de estas dos mujeres, los órganos directivos de las dos instituciones siguen copados por hombres. De los 32 vocales del consejo de supervisión del MUS solo 6 o el 18,75% son mujeres. El de la JUR, formado por seis miembros, el porcentaje sube al tercio o 33% al haber dos: König y la holandesa Joanne Kellermann.

Caso similar es el del supervisor de seguros, Eiopa: de los 6 miembros de su equipo de gestión, solo dos son directivas. En Esma, la CNMV comunitaria, el porcentaje de mujeres sube a casi la mitad, 5 de 11, mientras que el bancario (EBA) no cuenta con ninguna entre los 6 miembros de su directiva. En el consejo general de la Junta Europea de Riesgo Sistémico (ESRB), hay 7 vocales, ninguno mujer.

Fuentes bancarias explican que esa infrarrepresentación de la mujer en los supervisores comunitarios es el reflejo de los consejos de los bancos y de los órganos ejecutivos de los supervisores nacionales.