Desde el próximo pago de octubre

Hacienda también retendrá a las filiales un 23% por los beneficios del exterior

Al igual que la banca, las petroleras deberán anticipar un 25% de su resultado contable

Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda en funciones
Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda en funciones - Óscar del Pozo

El Gobierno ha aprobado este viernes el decreto para que 9.000 empresas anticipen este año 8.000 millones de euros a Hacienda. La medida no solo endurecerá los pagos fraccionados del Impuesto de Sociedes para las empresas españolas con beneficios en nuestro país, sino que también penalizará a las firmas nacionales con ganancias por su actividad en el exterior que repatríen estas rentas. En este caso, el decreto elevará las retenciones en el tributo a las empresas que obtengan más de un 85% de sus ingresos por su actividad en el exterior, lo que afectará a las filiales extranjeras de las grandes multinacionales españolas, describen fuentes de la negociación. Ello incluye también a las sociedades holding con participaciones de sociedades extranjeras y las Entidades de Tenencia de Valores Extranjeros (ETVE) con sede en España, pero también dividendos que repartan las filiales extranjeras a sus matrices españolas. Ello acaba con la exención parcial por doble imposición que tenían estas compañías hasta ahora a la hora de pagar el tipo mínimo de Sociedades. En todo caso, la medida solo afecta a las empresas que facturen más de diez millones de euros.

El decreto que hoy aprobará el Gobierno en Consejo de Ministros pretende que las grandes compañías anticipen una parte de sus impuestos a Hacienda este año y así cumplir el objetivo de déficit público de 2016 para evitar la multa de Bruselas. El Gobierno recuperará el tipo mínimo en los pagos fraccionados del Impuesto de Sociedades para las grandes empresas.

Entre 2012 y 2016, el tipo era del 12% sobre el resultado contable de las compañías que facturaban más de 20 millones. Las empresas pagan el impuesto en abril, octubre y diciembre y posteriormente Hacienda liquida las diferencias con ellas en la declaración del impuesto. Es decir, les sale a devolver o a ingresar según hayan pagado más o menos impuestos de lo que les correspondía, como ocurre en la declaración de la Renta.

Sin embargo, las filiales y empresas que obtenían más de un 85% de sus ingresos del extranjero y repatriaban sus beneficios vía dividendos o rentas, en lugar de anticipar este 12%, solo adelantaban un 6%, ya que se entendía que estas plusvalías estaban exentas por doble imposición. Este año el Gobierno suprimió la retención mínima para todas las grandes compañías, lo que redujo la recaudación en 1.434 millones.

Ahora Hacienda fijará un tipo mínimo del 23% para las empresas que facturen más de diez millones, en un régimen bastante más duro que el que había hasta el año pasado. A partir de mañana, en el pago de octubre las firmas con plusvalías en el extranjero que las repatríen también deberán adelantar a Hacienda este 23% de su resultado, más que el 6% que pagaban el año pasado. Las empresas no tienen por qué tributar en España por estos beneficios que ya pagan impuestos en otros países, pero adelantarán un 23% y después, en julio del año que viene, Hacienda les compensará esta cantidad.

Pago de octubre

La norma tiene dos excepciones: la banca y las petroleras, que deberán anticipar un 25%, apuntan estas fuentes, lo que les penaliza frente al resto de las grandes empresas. El Gobierno publicará hoy el decreto de forma extraordinaria en el BOE para asegurar que entra en el próximo pago de octubre de las empresas. Tras el Consejo de Ministros se emitirá una orden ministerial. Y se abrirá el plazo para que en 30 días, el Congreso convalide el decreto.

Como necesita mayoría en la Cámara Baja, el Gobierno informó ayer a Podemos y Ciudadanos del borrador del decreto ley con el adelanto del Impuesto de Sociedades. El pasado miércoles hizo lo propio con el PSOE. En la formación morada anunciarán su posición la próxima semana. Desde el partido presidido por Albert Rivera se apoyará la medida, toda vez que ya estaba incluida en el pacto que firmaron con el PP. «Ciudadanos apoyará el decreto ley por responsabilidad. No queda más remedio, la alternativa es una multa por parte de la UE de más de 6.000 millones», señala el portavoz de Ciudadanos de Hacienda, Francisco de la Torre.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios