Economía

Hacienda dice que inspeccionará a los 30.000 acogidos a la amnistía fiscal

La Agencia Tributaria investigará todo el patrimonio en el exterior de los que regularizaron en 2012 y exigirá el pago de los impuestos correspondientes

El ministro e Hacienda, Cristóbal Montoro
El ministro e Hacienda, Cristóbal Montoro - JAIME GARCÍA

El Ministerio de Hacienda prevé investigar a los 30.000 acogidos a la amnistía fiscal, señalan fuentes del departamento dirigido por Cristóbal Montoro. Precisamente, el ministro del ramo, Cristóbal Montoro, asistirá este martes al Congreso de los Diputados, donde se debatirá la propuesta del portavoz de Hacienda de Ciudadanos, Francisco de la Torre, de recuperar el 10% de los 40.000 millones aflorados en la regularización en lugar del 3% recaudado –unos 1.200 millones–, al estar prescrito gran parte de lo regularizado. La fecha clave para ello es el 30 de noviembre, ya que después prescribe y la Agencia Tributaria no podrá recaudar los 2.800 millones restantes.

Desde Hacienda, sin embargo, apuntan que investigará a los acogidos si bien no ingresará los 2.800 millones restantes como pretende Ciudadanos. «Todas las personas que regularizaron saben que sus datos están siendo controlados por la Agencia Tributaria, y que si no cumplen con sus obligaciones, se actuará contra ellas», afirman desde Hacienda. «El objetivo del Gobierno es ampliar estas inspecciones a todos los que lo hicieron, a las 30.000 personas que regularizaron a través de la Declaración Tributaria Especial», señalan en referencia a la amnistía fiscal. Eso sí, aclaran desde el ministerio que «quienes sí cumplieron con los requisitos que establecía la Declaración Tributaria Especial y siguen cumpliendo las leyes tributarias no tienen que sentir ningún temor porque están amparados por la legalidad y el Estado de Derecho»,.

La forma de reclamar el pago de impuestos pendientes a los acogidos en la amnistía fiscal es la declaración de bienes en el exterior, la medida estrella de la Ley Antifraude que endureció el Gobierno tras la amnistía fiscal y que obliga a informar año a año de las posesiones mayores a 50.000 euros en el extranjero.

Gran parte de los que se acogieron a la amnistía fiscal presentaron después la declaración de bienes en el extranjero, como hizo el exvicepresidente del Gobierno, Rodrigo Rato. Desde el Fisco afirman que van a «investigar todos los patrimonios en el exterior» de los que regularizaron su situación en 2012.

«Esa actuación incluirá comprobar que esas personas han tributado por las rentas obtenidas con esos bienes y derechos en el exterior y, si no ha sido así, se les exigirá el pago de los impuestos correspondientes; en ese caso, se imputarán todas esas rentas obtenidas con bienes y derechos en el exterior, y que no hayan sido declaradas, al último año no prescrito, tal y como establece la ley 7/2012. Incluso en el caso de que esas rentas concretas se hubieran regularizado a través de la DTE», apuntan en Hacienda.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios