Luis de Guindos, ministro de Economía
Luis de Guindos, ministro de Economía - EFE

Guindos garantiza que la vicepresidencia del Banco Central Europeo será para un español

El ministro de Economía evitó confirmar su candidatura para el puesto aunque sí descartó optar a la presidencia del Eurogrupo

MADRIDActualizado:

El ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, afirmó este jueves que la vicepresidencia del Banco Central Europeo (BCE), cuando se renueve el cargo a principios del año que viene, será para un español, aunque no confirmó si él se postulará para el mismo. En declaraciones a los periodistas, sí descartó que vaya a optar a la presidencia del Eurogrupo.

En este sentido, comentó que «no soy candidato al Eurogrupo», para agregar que el próximo lunes se elegirá a un nuevo responsable del organismo que «seguro que será un magnifico presidente». Sobre la vicepresidencia del BCE, dijo que estar «convencido» de que «va a ser para un español o una española», un tema que «lo tendremos que dilucidad en el Eurogrupo de febrero» de 2018.

Además, antes de participar en el «IV Foro La Europa sin Fronteras», organizado por el Pimco y ‘El Confidencial’, el ministro afirmó que la economía española mantendrá el ritmo de crecimiento en el cuarto trimestre, pese a la incertidumbre catalana, y señaló que en el conjunto del año el PIB aumentará «por encima» del 3%.

De Guindos valoraba así los últimos datos de PIB publicados por el Instituto Nacional de Estadística, que confirman que la economía española moderó su crecimiento al 0,8% en el tercer trimestre, aunque la tasa anual se mantiene en el 3,1%.

«Son datos positivo», dijo De Guindos, quien destacó que «la economía española sigue creciendo por encima del 3%, con dos palancas fundamentales: la inversión en equipo y las exportaciones de bienes y servicios».

Además, subrayó que se crea mucho empleo, que la economía española es competitiva y que se financia bien. Por ello, aventuró que entre octubre y diciembre la tasa de crecimiento en el conjunto nacional será «muy parecida» a la del tercero, lo que «garantiza que el crecimiento esté por encima del 3%».

En el caso de la economía catalana, explicó que en el cuarto trimestre «va a tener una desaceleración importante» porque octubre no ha sido un mes bueno, aunque «vemos una normalización en noviembre».

De Guindos se mostró confiado en que siga la normalización de la economía catalana, y que si eso es así España podría crecer el año que viene también en el entorno del 3%, aunque el Gobierno rebajó su previsión de PIB para el año que viene en unas cinco décimas, hasta el 2,3%, por el impacto de la crisis políticas catalanas.

El ministro comentó que si se conforma el proceso de «normalidad» y de «vuelta a la convivencia democrática» en Cataluña, su economía podría volver a crecer en tasas trimestrales próximas al 1% y a «liderar el crecimiento en España».