El ministro de Economía, Luis de Guindos, en una imagen reciente en el Congreso
El ministro de Economía, Luis de Guindos, en una imagen reciente en el Congreso - JAIME GARCÍA

Guindos cifra en mil millones de euros el coste de la crisis independentista en Cataluña

El ministro de Economía ha expresado su confianza en que el PNV apoyará los Presupuestos Generales del Estado una vez haya gobierno en Cataluña porque es algo que «interesa a todos»

MadridActualizado:

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha cifrado hoy en unos mil millones de euros el coste económico que ha tenido el planteamiento independentista en la economía catalana en el cuarto trimestre del pasado año.

En una entrevista en la SER, De Guindos ha explicado que esta cifra responde a la desaceleración de cuatro o cinco décimas del crecimiento del PIB catalán —del entorno del 0,9 % al 0,4 %— en el cuarto trimestre, que se eleva a 200.000 millones de euros.

Por ello, ha deducido que la crisis política ha podido costar ya «perfectamente» unos mil millones de euros al crecimiento económico, «castigado» por el planteamiento independentista.

Según el ministro, esta desaceleración pone de manifiesto la «enorme inquietud y desconfianza» que generaron las anteriores decisiones de la Generalitat.

De Guindos ha señalado que espera que el futuro gobierno catalán sea consciente de estos costes y abandone la «vía unilateral» y se centre «en el día a día» y en las «necesidades básicas» de la sociedad catalana, después de que se haya puesto de manifiesto, a su juicio, que la vía unilateral «no va a ningún sitio».

Del mismo modo, el ministro de Economía ha expresado su confianza en que el PNV apoyará los Presupuestos Generales del Estado una vez haya gobierno en Cataluña porque es algo que «interesa a todos».

De Guindos ha considerado que la negociación de las cuentas ha estado hasta el momento «condicionada» por Cataluña y que una vez que haya nuevo gobierno allí el PNV estará «dispuesto» y hay «mimbres para hacer el cesto».

El titular de Economía ha augurado una caída del paro «de forma intensa» en los próximos trimestres, que ha cifrado en medio millón de personas en términos de Encuesta de Población Aciva (EPA).

A juicio del ministro, el 2018 va a ser un año de «recuperación intensa» en el que además ha destacado que se está comenzando a vislumbrar una «normalización de la situación salarial».

Sobre la calidad del empleo, ha defendido que no es necesario tocar la reforma laboral, ya que esta hace referencia a la flexibilidad en la utilización de los recursos humanos, y en este punto ha recalcado que la tasa de temporalidad era más alta en 2008 que en la actualidad.