El Gobierno aprobará un decreto que facilite el cambio de sede exprés de las empresas

Este jueves Sabadell ha informado de que cambiará su sede social y se trasladará a Alicante. Caixabank hará lo propio este viernes y se establecerá, previsiblemente, en Mallorca

MadridActualizado:

El Gobierno aprobará un decreto ley este viernes que facilitará el cambio de sede social de las empresas actualmente establecidas en Cataluña, según ha podido saber ABC.

Con este nuevo decreto, conocido ya sin embargo como decreto Caixa, ayudaría a las compañías que decidan salir de Cataluña pero que no puedan hacerlo de forma inmediata porque sus estatutos no lo contemplan.

El nuevo decreto hará posible que Caixabank cambie su base legal y tributaria de forma inmediata sin tener que convocar una junta extraordinaria de accionistas, tal y como establecen en este caso sus estatutos. Todo apunta a que la entidad, líder en Cataluña, anunciará mañana que traslada su sede a Palma de Mallorca.

Esta sería la principal diferencia con la reforma que se aprobó en 2015. Entonces, la ley permitía los cambios de sede sin convocar la junta «salvo en disposición contraria de los estatutos». Este inciso desaparecerá con el nuevo decreto.

Los expertos consultados explican que de haber habido más tiempo para poner en marcha esta nueva ley se hubiese tramitado a través de la ley de Sociedades. Sin embargo, la precipitación de los acontecimientos en Cataluña –el lunes 9 existían posibilidades de que el Parlament aprobara la declaración unilateral de independencia (DUI) pero la sesión finalmente ha sido suspendida por el TC– ha obligado al Ejecutivo a tomar esta decisión «exprés».

Sabadell no ha sido la primera empresa que anuncia esta semana que cambiará su sede social. El martes, Oryzon, anunció que se traslada a Madrid. Este jueves, Euron ha hecho lo propio. Ambas empresas han vivido fuertes repuntes en Bolsa después de anunciar estas decisiones.

Críticas de la Generalitat

La Generalitat ha reaccionado a esta medida acusando al Gobierno de querer «castigar a la economía catalana» con este decreto. El secretario de Economía del Govern, Pere Aragonès, se ha referido así al decreto que prepara el Gobierno para que las empresas puedan aprobar un cambio de su sede social sin necesidad de someter esa decisión a la junta de accionistas.

En varios mensajes a través de su cuenta de Twitter, Aragonès ha asegurado que la decisión del Gobierno implica que el Ejecutivo español «ve la independencia de Cataluña cerca» y que «quieren castigar la economía catalana», y ha añadido que todo ello es de una «irresponsabilidad total».