Un Airbus A319-111 de Air France se prepara para aterrizar en el aeropuerto de Charles de Gaulle
Un Airbus A319-111 de Air France se prepara para aterrizar en el aeropuerto de Charles de Gaulle - EFE

Air France-KLM se desploma en Bolsa tras la dimisión forzada de su presidente

El viernes Janaillac anunció su salida del grupo tras el revés que recibió en una consulta a la plantilla con la que había tratado de puentear a los sindicatos

MADRIDActualizado:

Las acciones de la compañía franco-holandesa Air France-KLM se desploman hoy en la bolsa, ante la incertidumbre generada por el anuncio de dimisión de su presidente, Jean-Marc Janaillac, vapuleado en una consulta a los trabajadores que él mismo organizó para intentar detener una huelga.

Los títulos de Air France-KLM llegaron a bajar un 14 %, hasta los 6,96 euros, a las 09.45 locales (07.45 GMT), menos de una hora después de la apertura de la Bolsa de París, frente a los 8,096 euros con los que cerró el viernes pasado.

Fue precisamente el viernes, después del fin de la sesión bursátil en París, cuando Janaillac indicó que iba a dimitir tras el revés que recibió en una consulta a la plantilla con la que había tratado de puentear a los sindicatos.

El responsable ejecutivo había propuesto un incremento salarial del 2 % este año y de un 5 % suplementario de forma escalonada en los tres siguientes, confiando en que la posición de los sindicatos (que reclaman una mayor subida) en favor del paro no era mayoritaria. Pero su propuesta fue derrotada por el 55,44 % de los votos en contra, con una participación elevada, del 80,33 %.

Los sindicatos de Air France han convocado para hoy la décimo cuarta jornada de huelga desde que iniciaron la protesta a finales de febrero y que ha obligado a la supresión de algo más del 15 % del programa de vuelos, lo que afecta sobre todo a las rutas europeas e interiores. Mañana está prevista una nueva jornada de paros.

Esos paros ya le han costado al menos 300 millones de euros en términos de resultado de explotación, según la empresa, que en el primer trimestre tuvo pérdidas de 269 millones de euros.

El ministro francés de Economía, Bruno Le Maire (el Estado es el primer accionista de Air France-KLM, con un 14 % del capital), lanzó ayer una advertencia en dirección de los huelguistas al señalar que no asumirá la deuda de la compañía.

Le Maire consideró que las reclamaciones de subidas de salarios, sobre todo teniendo en cuenta el nivel de remuneración de los pilotos, son "injustificadas". Además, hizo hincapié en que el futuro de la aerolínea "está en juego" y que "si Air France no hace los esfuerzos de competitividad necesarios, desaparecerá",

La sustitución de Janaillac debe formalizarse el próximo día 15, cuando está programada la junta de accionistas del grupo. La capitalización de la compañía, que no sufría una caída tan elevada desde el año 2008, ronda los 3.000 millones de euros, según los registros de la Bolsa de París.

El consejo de administración de la compañía, reunido el pasado sábado de urgencia, ha solicitado formalmente a Janaillac que siga al frente del grupo hasta la convocatoria de la próxima junta de accionistas, prevista para la citada fecha, cuando se establecerá "un gobierno de transición".

El primer ejecutivo de la compañía fue respaldado por todos los miembros del consejo que valoraron su liderazgo en la estrategia de crecimiento y desempeño financiero del grupo franco-holandés.

El Gobierno francés ya ha descartado cualquier recapitalización de la compañía en la que el Estado posee un 14% del capital de la aerolínea gala. El coste de la huelga del personal de Air France acumula 300 millones de euros.