Economía

Fomento dice que el parón político no ha afectado al concurso de Renfe

Alstom España, Bombardier, CAF, Siemens y Talgo presentaron sus ofertas para pujar por este contrato a finales de julio

El secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez-Pomar
El secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez-Pomar - ISABEL PERMUY
EFE Berlín - Actualizado: Guardado en:

El secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez-Pomar, ha asegurado hoy que el 'megaconcurso' de Renfe para la compra de hasta 30 trenes de alta velocidad por 2.642 millones de euros sigue su curso y «no se está viendo afectado porque haya una situación de gobierno en funciones».

Alstom España, Bombardier, CAF, Siemens y Talgo presentaron sus ofertas para pujar por este contrato a finales de julio y, según Gómez-Pomar, el proceso «está siguiendo la marcha natural que sigue cualquier concurso». «Confío en que, en un tiempo breve, se puedan analizar las ofertas (técnicas y económicas) y que pueda haber un adjudicatario», ha dicho Gómez-Pomar a los medios españoles en la feria del ferrocarril InnoTrans en la capital alemana.

Según el secretario de Estado, el Gobierno y la Administración «están funcionando normalmente con este contrato como con otros tantos que ya están en marcha» y ha apuntado que «no hay que darle unas especificidades distintas» a otras licitaciones públicas que están en curso.

A su juicio, es más «una cuestión de plazos que de gobierno en funciones», refiriéndose al tiempo que lleve un análisis profundo de todas las ofertas, que tienen una «extraordinaria» documentación, porque las condiciones del concurso son «muy minuciosas y exhaustivas». Las obras públicas siguen en su opinión su curso en España, pese a la situación política, y «los presupuestos se están ejecutando por el gobierno en funciones como si no estuviese en funciones».

Hay una ejecución presupuestaria que, al final de este año, será similar a la de 2015. Se ha ido manteniendo a lo largo de la anterior legislatura (2011-2015) y también en 2016 «un ritmo inversor más que razonable» que continuará porque hay que seguir invirtiendo en el ferrocarril y en el mantenimiento de las carreteras, autopistas y autovías, según la fuente. El secretario de Estado se ha referido, asimismo, a los buenos datos que ha tenido España durante agosto en todos los modos de transporte, incluso en el aéreo, que «nos preocupaba antes del verano» por los problemas en Vueling.

«Debo decir que el transporte aéreo en agosto en España se ha comportado de una manera magnífica y que se han podido controlar y gestionar los problemas que habían surgido con alguna aerolínea», ha afirmado.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios