Economía

La Fiscalía pide 27 años de cárcel para el expresidente de Forum Filatélico por estafar a los inversores

Según el Ministerio Público, la empresa de sellos no podía devolver los 3.200 millones que captó con su esquema piramidal

Afectados por las estafas de Fórum Filatélico y Afinsa, en una protesta
Afectados por las estafas de Fórum Filatélico y Afinsa, en una protesta - ÓSCAR DEL POZO

Más de diez años después de que estallara el escándalo, la Fiscalía Anticorrupción pide 27 años de cárcel para Francisco Briones, el antiguo presidente de Fórum Filatélico, la sociedad de compra y venta de sellos que dejó atrapados a casi 270.000 pequeños inversores. Tras una compleja investigación, el Ministerio Público concluye que los antiguos responsables de Fórum Filatélico engañaron a sus clientes al prometerles una rentabilidad que solo era viable con la llegada de nuevos inversores. Cuando el círculo se cortó, la pirámide se derrumbó y les dejó sin sus fondos.

La Fiscalía Anticorrupción acusa a un total de 27 personas (los 5 miembros del consejo de administración de Fórmu, el director general, el asesor jurídico, los auditores externos, y personas vinculadas a la red de proveedores de Fórum o con sus operaciones de blanqueo de capitales) por los delitos de estafa, insolvencia punible, falseamiento de cuentas anuales y blanqueo de capitales.

En su escrito, el Ministerio Público expone el esquema delictivo que montaron los antiguos responsables de la sociedad filatélica. Fórum Filatélico captó fondos de forma masiva mediante la suscripción de contratos de inversión filatélica que ofrecían rentabilidades superiores a las de los propios bancos. Para desligarse de esta acusación, los dirigentes de la sociedad siempre han tratado de convencer de que su negocio no era bancario, sino mercantil.

El círculo de Fórum Filátelico se sostenía con la llegada de nuevos clientes: la sociedad carecía de patrimonio para devolver las aportaciones de los inversores; su mayor activo eran los propios sellos, que eran valorados de forma libre a través de unas listas que incrementaban su precio cada trimestre, cuando en los catálogos filatélicos eran 11 veces menor y en el mercado real, mucho menor.

Cuando fue intervenida por el Estado, el 9 de mayo de 2006, Fórum Filatélico había captado a través de «su extensa y agresiva red comercial» más de 3.200 millones de euros de 269.000 inversores a través de 393.000 contratos. El 22 de junio del mismo año, la sociedad ya se encontraba en concurso de acreedores, con un desfase patrimonial superior a los 2.800 millones.

Gran parte de los fondos que captó la sociedad se invirtieron en alimentar el esquema piramidal y en satisfacer las cuantiosas retribuciones de sus dirigentes y los gastos de su red comercial, artífice del éxito de su rápido crecimiento. También se dedicó a sufragar una compleja red de empesas en el extranjero que servían al fraude como si fueran provedores de filatelia para la sociedad.

Los responsables fueron declarados culpables del fraude en el juicio civil, que se celebró en abril de 2015. Los peritos del señalaron en la vista, en la que estuvieron presentes numerosos de los afectados, que los responsables de Fórum inflaron los precios de los sellos.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios