Economía

Expertos de Fedea ven poco margen para recortar y proponen una reforma fiscal para ingresar más

Los autores del estudio alertan que el nivel de ingresos públicos sobre PIB en España estaba en 2014 unos 7 puntos por debajo de la media de la Europa de los 15

Los autores destacan la «brecha preocupante» entre gastos e ingresos y el déficit
Los autores destacan la «brecha preocupante» entre gastos e ingresos y el déficit - ANA PÉREZ HERRERA
EFE Madrid - Actualizado: Guardado en:

Los economistas José Ignacio Conde-Ruiz, Manuel Díaz, Carmen Marín y Juan Rubio, de Fedea, abogan en un informe sobre la evolución del gasto público en España antes y después de la crisis económica por introducir una nueva reforma fiscal, con el objetivo de incrementar los ingresos y evitar recortes en el estado del Bienestar. En opinión de estos especialistas el alza en el gasto en pensiones, sanidad e intereses de la deuda deja sin mucho margen para reducir el gasto público.

En su estudio, los autores señalan la «brecha preocupante» entre gastos e ingresos y el elevado déficit público. Por este motivo, inciden en que la corrección del déficit público exigirá un «esfuerzo continuado de consolidación fiscal» y recuerdan que el nivel de ingresos públicos sobre PIB en España estaba en 2014 unos 7 puntos por debajo de la media de la Unión Europea de los 15.

Los autores del estudio ven poco margen para la reducción del gasto, dada la presión al alza del envejecimiento de la población que conllevará un aumento en las pensiones y en sanidad. También incidirá la elevada carga de intereses que conlleva nuestro actual nivel de deuda.

«No hay recetas mágicas»

Para reducir el déficit y resolver la crisis fiscal «no hay recetas mágicas», han señalado los expertos que indican que los gastos en pensiones y en sanidad serán cada vez mayores: «Los ciudadanos deben darse cuenta que no es posible mantener un país con un fuerte Estado del Bienestar, similar al de la media europea, y al mismo tiempo tener una recaudación pública muy inferior», han alertado.

Y es que durante la crisis, las pensiones, el gasto en intereses y en prestaciones de paro fueron las partidas que más aumentaron, y mientras el de las pensiones han crecido el 3 % en seis años, «reflejo de que empieza a notarse los efectos del envejecimiento de la población», el gasto en intereses ha pasado del 1,6% al 3,4% por el aumento de la deuda pública que ya sobrepasa 100 % PIB.

Gasto en desempleo

El gasto en desempleo ha aumentado casi el 1,5%. El crecimiento del gasto en estas partidas ha obligado a reducir otros gastos en mayor medida que la media europea entre 2009 al 2014. Así, el gasto sanitario cayó en España un 13,8% mientras que en la media de UE subió el 2,2%, el educativo bajó un 14,3% mientras que en la media europea lo hizo un 2,9%; y el resto de gasto destinado a la protección social descendió un 13,8% frente al crecimiento del 3,4 % de la media europea.

El estudio divide la crisis en dos etapas: una caracterizada por una política fiscal expansiva (2007-2009) y otra de consolidación fiscal (2009-2014). Durante la fase expansiva, los autores señalan que el gasto aumentó casi el 7 %, mientras que en el periodo de consolidación (2009-2014) el gasto fue mucho más reducido que en la Unión Europea y todas las partidas se reducen con la excepción de pensiones e intereses que crecieron el 2,6 % y el 1,7 %, respectivamente.

La reducción del gasto total para España desde 2009 al 2015 fue del 2,5% del PIB mientras que para la UE-15 fue del 2,9 % del PIB.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios