Economía

La Eurocámara acuerda no sancionar a España

Cree que el Gobierno ha adoptado «acciones efectivas» contra el déficit a instancias de la UE y recomienda no suspender los fondos a España

El ministro de Economía español, Luis de Guindos durante su defensa de las medidas tomadas por el país para corregir el déficit ante el Parlamento Europeo en Bruselas
El ministro de Economía español, Luis de Guindos durante su defensa de las medidas tomadas por el país para corregir el déficit ante el Parlamento Europeo en Bruselas - EFE
ENRIQUE SERBETO Corresponsal En Bruselas - Actualizado: Guardado en:

Los presidentes de las comisiones parlamentarias de Economía y de Política regional han enviado una carta al presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, en la que recomiendan a la Comisión Europea que no congele los fondos estructurales a España y Portugal, a pesar de que los dos países fueron señalados por no realizar acciones para luchar contra el déficit excesivo. La carta, a la que ha tenido acceso ABC, es el resultado de las audiencias de estas dos comisiones con representantes de la propia Comisión Europea y con los gobiernos de los dos países.

El ministro de Economía español, Luis de Guindos, compareció este martes en el Parlamento Europeo para asegurar a los diputados que el Gobierno cumplirá este año y el próximo su compromiso de reducción de déficit público.

La carta se dirige al presidente del Parlamento porque es el encargado de representar a la institución en este proceso denominado legalmente «diálogo estructurado» y que obliga a la Comisión a escuchar el dictamen de la Eurocámara antes de tomar una decisión sobre el caso.

Automático jurídicamente

La Comisión ha insistido varias veces sobre su teoría de que aunque en julio pudo evitar imponer una multa a España, pero que la congelación de los fondos estructurales, es decir, el dinero del presupuesto comunitario que se destina a España, es automática desde el punto de vista jurídico.

Los parlamentarios consideran que tiene margen de maniobra para evitarlo y, de hecho, recomiendan en esta carta que no proceda en este sentido, ni en el caso de España ni en el de Portugal.

En la carta, los responsables de las comisiones de desarrollo regional y de asuntos económicos, que se reunieron de forma conjunta, hacen una recopilación del proceso que ha llevado a esta situación y subrayan la conclusión de que a su juicio, «España y Portugal han tomado acciones efectivas en respuesta a las últimas recomendaciones del Consejo» que señalaban los problemas de déficit y las obligaciones para reducirlo y en sus comparecencias «han detallado como piensan seguir respetando las reglas del Pacto de Estabilidad y Crecimiento».

Por ello, los eurodiputados subrayan que «de acuerdo con lo que hemos escuchado, consideramos que no debe hacerse ninguna propuesta para suspender los fondos estructurales». Es más, le dicen a la Comisión que si insiste en tomar la decisión de recomendar la congelación de los fondos estructurales, que puede llegar a los 1.300 millones de euros, deberá volver a informar al Parlamento y a explicar las razones en las que basa esa posible decisión.

Volver al Parlamento

Sin embargo, si renuncia a suspender la entrega de ese dinero, los diputados considerarán como cerrado el caso y no le reclamarán más explicaciones.

El Parlamento ha sido desde el primer momento muy reticente a sancionar a España y a lo largo de los debates que han tenido lugar en Estrasburgo y Bruselas, representantes de todos los partidos políticos han apoyado esta tesis frente a la Comisión Europea.

A falta de un paso más

La carta debe ser aprobada todavía por la Conferencia de Presidentes que agrupa a los líderes de los grupos políticos y al presidente de la Cámara. Esta semana no se reunió el jueves como estaba previsto y no hay programada ninguna reunión más de esta instancia hasta el próximo jueves.

Sin embargo, dado que el Colegio de Comisarios (el equivalente al Consejo de Ministros) se reúne los miércoles, en el Parlamento no se excluye aprobarla antes por procedimiento escrito en caso de que se prevea que la Comisión pretende tomar una decisión la semana que viene. La Comisión Europea espera que Madrid le hará llegar esa nueva versión de las cuentas públicas a finales de este mes, antes de que lo envíe de nuevo a las Cortes para su aprobación, algo sobre lo que el Gobierno sigue trabajando.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios