ABC

Los españoles consumimos menos vino durante 2017, pero de más calidad

El consumo total de vino cae durante el año pasado de 13,40 a 12,93 litros por habitante, mientras el gasto por habitante en hogares acumula desde 2008 un repunte del 2,4% pasando de 20,61 euros a 24,91 euros, según EAE Business School

MadridActualizado:

No es ningún secreto que España goza de una relevante cultura vinícola, y que los caldos suelen ser un ingrediente imprescindible en reuniones sociales de todo tipo. Sin embargo, según el informe «Panorama actual y perspectivas del sector vitivinícola 2017» elaborado por la EAE Business School, los españoles consumimos menos vino en términos globales (de 13,40 litros por habitante en 2016 a 12,93 litros durante el año pasado) aunque el nivel de gasto por habitante en hogares ha crecido entre 2008 y 2016 un 2,4%, de 20,61 euros a 24,91 euros.

A juicio de Mariano Íñigo, profesor de EAE Business School y codirector del estudio, el consumidor «se está desplazando a vinos de más calidad» por una mayor cultura vinícola. En concreto, las diferencias entre comunidades autónomas son relevantes: desde los 11,55 euros de Castilla- La Mancha a los 41,53 euros del País Vasco pasando por los 20,72 euros de la Comunidad de Madrid. Sobre la ligera caída del consumo global de vino, este experto ha matizado que en «los hogares ha crecido levemente, una tendencia que llevamos observando desde tiempo atrás». Por ponerlo en cifras, el consumo en los hogares, ha repuntado ligeramente desde 8,88 litros en 2015 a 9,07 litros en 2016. Mientras que en el sector HORECA (Hostelería, Restauración y Catering) se ha pasado de 4,52 litros a 3,86 litros de consumo per cápita.

Respecto a colectivos concretos como los jóvenes, según un estudio de Kantar Worldplanet para Lidl, solo el 15% de los jóvenes consume semanalmente en casa vino frente a una media del 26% y el casi 40% de los mayores de 50 años. Este estudio ha estimado el consumo entre los menores de 35 años, en 10 litros al año frente a un gasto de 23 euros anuales.

Para el codirector del estudo de EAE Business School y profesor de esta escuela de negocios «en las comunidades con una climatología más desfavorable es mayor el consumo doméstico mientras que, por ejemplo, en las zonas productoras se bebe no tanto en casa sino fuera». En este sentido, ha puesto como ejemplo La Rioja (5,37 litros por habitante) donde lo consumido en casa sería «prácticamente la mitad» de lo gastado fuera. «Los vinos se venden directamente en bodega, por ejemplo. tienen acceso a caldos más baratos y de calidad», ha apuntado este especialista. Por el contrario, en el País Vasco (12,55 litros), «el gasto por habitantes casi dobla la media nacional - 9,07 litros por persona- » y ha recordado la existencia de «una mayor cultura gastronómica» impulsada por sociedades especializadas.

Todo ello, en un país, donde el 60% de la población se declara consumidora de vino y, de este total, el 80% (18 millones de españoles) afirma consumirlo habitualmente mientras el restante 20% (4,5 millones) lo haría de forma esporádica. Casi las tres cuartas partes - un 72,9%- se inclinan por el tinto frente a un 12,9% que prefieren el blanco o un 6,4% que muestras su preferencia por el rosado.