Arranca la temporada de vendimia en Francia
Arranca la temporada de vendimia en Francia - EFE

Los españoles que acudan a la vendimia francesa cobrarán al menos 9,76 euros por hora

Se prevé que unos 15.000 trabajadores se desplacen desde España, de los cuales el 90% serán repetidores

MadridActualizado:

Los trabajadores españoles que acudan a la vendimia francesa cobrarán al menos 9,76 euros por hora, el salario mínimo interprofesional de crecimiento en Francia, si bien esta cifra se incrementará de acuerdo al convenio de aplicación del departamento donde se recoja la uva, según la información facilitada por el sindicato CC.OO. de Industria.

La guía actualizada para la campaña de la vendimia francesa elaborada por el sindicato señala que los vendimiadores recogerán uva durante ocho horas al día, a las que se podrá sumar dos horas extra, con una mejora del 25% respecto a la hora ordinaria, hasta las 43 horas semanales y un aumento del 50% si se superan las 44 horas.

Asimismo, CC.OO. recuerda que se debe pagar al trabajador el transporte desde España y el desplazamiento de la finca a su lugar de residencia en el suelo francés, así como el alojamiento y la manutención.

En conjunto, el ingreso por 15 días de trabajo oscilará entre 1.400 y 1.650 euros, tras descontar los gastos y dependiendo de las horas extra, de la categoría laboral y del departamento francés donde se trabaje.

Por otro lado, el sindicato recuerda que el trabajo en Francia genera derecho a recibir prestaciones familiares por los hijos menores de veinte años a cargo del beneficiario y que con una remuneración inferior al 55% del salario mínimo, en el caso de familias con ingresos inferiores a 67.140 euros anuales.

Por último, CC.OO. de Industria insiste en que los trabajadores interesados en acudir a la vendimia francesa no deben viajar si no tienen un empleo asegurado previamente desde España, ya una en vez en Francia es muy difícil encontrar empleo porque la contratación está muy estabilizada.

Se prevé que unos 15.000 trabajadores se desplacen desde España, de los cuales el 90% serán repetidores, mayoritariamente hombres entre 30 y 45 años procedentes de las zonas rurales, especialmente de Andalucía. En torno al 5% serán mujeres que preparan la logística de la cuadrilla y que no suelen trabajar en el campo, según los datos de CC.OO.