Economía

España, el duodécimo país con las mejores infraestructuras del mundo

Un estudio nos sitúa por delante de países como Austria, Canadá y Luxemburgo

Cádiz (España)
Cádiz (España) - E.P.
S.E. - @abceconomia Madrid - Actualizado: Guardado en:

En el marco de una caída acentuada de los contratos de obra pública de un 14,2% en los siete primeros meses del año, hasta sumar 5.549,28 millones de euros. España aparece como el duodécimo país del mundo con mejor nivel de infraestructuras por delante de Taiwan, Austria, Canadá y Luxemburgo, pero por detrás de EEUU, Corea del Sur y Reino Unido, según el Informe de Competitividad Global que publica el Foro Económico Mundial.

El informe incluye un ranking de 138 economías basado en 12 pilares que determinan su nivel de competitividad: instituciones, infraestructuras, salud y educación primaria, entorno macroeconómico, educación superior y formación, eficiencia en el mercado de bienes, eficiencia del mercado laboral, desarrollo del mercado financiero, tamaño del mercado, preparación tecnológica, sofisticación de los negocios e innovación.

En su undécima edición, España ha escalado una posición en el ranking global y pasa a ocupar el trigésimo segundo lugar, por detrás de Arabia Saudí, Estonia y República Checa, aunque por delante de Chile, Tailandia y Lituania y continúa con la tendencia iniciada en 2012, cuando ocupaba el puesto 36.

Las tres primeras posiciones del índice de competitividad las ocupan Suiza, Singapur y EEUU, por delante de Holanda, Alemania, que sube cuatro puestos en dos años, Suecia, Reino Unido y Japón.

«Sin embargo, los principales problemas siguen estando, como en años anteriores, en el entorno macroeconómico, lastrado por los niveles de déficit y deuda pública, la eficiencia del mercado laboral, donde persisten problemas en cuanto a la flexibilidad e incentivos a la contratación, y el mercado financiero, con algunas dificultades en el acceso al crédito», explica la investigadora del International Center for Competitiveness (ICC) del IESE, María Luisa Blázquez.

Así, Blazquez añade que, a pesar de que se han observado «mejoras significativas» respecto a la pasadas ediciones en lo relativo a mercado financiero y laboral, «no es suficiente para situar a España en los niveles de competitividad que le corresponderían».

«También es necesario prestar atención a los ámbitos de instituciones e innovación, en los que España se sitúa por detrás de las principales economías de la OCDE», apostilla la experta del IESE.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios