Identity Check

España, uno de los 11 países europeos donde se podrá pagar mediante un «selfie»

Mastercard crea una aplicación que, gracias a la autenticación biométrica, promete mejorar la seguridad en las compras online

El sistema, después de efectuar el reconocimiento facial, pide al usuario que pestañee para confirmar el pago
El sistema, después de efectuar el reconocimiento facial, pide al usuario que pestañee para confirmar el pago - ABC
F. Muñoz Split (Croacia) - Actualizado: Guardado en:

Los «selfies» ya no son una moda, son la realidad de un mundo dominado por los «smartphones» y donde los «millenials» –esos jóvenes nativos digitales– están destinados a dominar el presente. Hacerse un selfie es hoy un acto cotidiano. Tan cotidiano como comprar online. Ambos elementos se fusionan en la aplicación Identity Check de Mastercard, con la que la multinacional busca mejorar la seguridad en los pagos electrónicos.

No es una simple foto. Se trata de biometría: el sistema de autenticación permitirá verificar al titular de la tarjeta a través de reconocimiento facial (mediante el «selfie») o a través del escaneo de huella dactilar (que cada vez más teléfonos móviles incorporan).

La aplicación llegará a España y a otros 11 mercados europeos a lo largo de 2017, según anunció la compañía la pasada semana en la Conferencia «Global risk leadership» celebrada en Split (Croacia). El objetivo de este innovador sistema es la rápida verificación del titular de una tarjeta. «Se trata de mejorar la experiencia del usuario, facilitar sus compras y mejorar la seguridad», explicó a ABC Ajay Bhalla, presidente de soluciones de seguridad empresarial de Mastercard.

Hacia un mundo sin contraseñas

La nueva aplicación de Mastercard quiere eliminar la problemática de las contraseñas: con los actuales métodos de verificación de identidad, los compradores deben abandonar la web o aplicación móvil del vendedor para introducir una contraseña y confirmar así el pago. El proceso completo requiere tiempo y puede hacer que desista de la compra o que sea rechazado, si la clave es incorrecta, según informa la compañía. El nuevo sistema elimina la necesidad de que los titulares de las tarjetas recuerden su contraseña, lo que facilita que la experiencia de compra sea mucho más rápida. El usuario puede verificar su identidad si escanea su huella dactilar o mediante el reconocimiento facial, suprimiendo el riesgo del robo de contraseñas.

Ovidio Egido, director general de Mastercard España, ha explicado que «estamos muy contentos de que España sea uno de los mercados en los que antes se vaya a introducir esta nueva solución biométrica que aporta seguridad y fiabilidad a los pagos electrónicos; es, sin duda, un síntoma más de que nuestro país está a la vanguardia de esta revolución que estamos viviendo en los pagos», según un comunicado emitido por la multinacional.

Este lanzamiento tiene lugar tras estudios y proyectos piloto en los que se concluyó que los consumidores europeos prefieren los pagos biométricos a los actuales sistemas basados en contraseñas.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios