Economía

Un directivo de Bankia defenderá la veracidad del listado de gastos

Los acusados tratan de sembrar dudas sobre el recopilatorio de sus cargos con las Visas B

Imagen del monitor de la sala de prensa de la sede de la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares, con la declaración del expresidente de la patronal madrileña CEIM Arturo Fernández, en el juicio de las polémicas tarjetas
Imagen del monitor de la sala de prensa de la sede de la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares, con la declaración del expresidente de la patronal madrileña CEIM Arturo Fernández, en el juicio de las polémicas tarjetas "opacas" de la citada entidad - EFE

El alto directivo de Bankia Ignacio Cea defenderá la veracidad del listado de gastos de los usuarios de las tarjetas «black» de Caja Madrid en el juicio contra los 65 ex altos cargos que gastaron más de 10 millones. Los acusados cuestionan la autenticidad de esta lista, que consta en una hoja Excel, y aseguran que existen entre «3.000 y 6.000 errores» en los cargos, una denuncia con la que tratan de sembrar la duda sobre la prueba y salir absueltos.

Según ha podido saber ABC, el director corporativo de estrategia e innovación tecnológica de Bankia, que declarará en la vista como testigo, insistirá en que dicho listado está avalado por un certificado de Visa, la compañía tecnológica de los plásticos que han llevado al banquillo a los expresidentes de la caja Miguel Blesa y Rodrigo Rato, entre otros. Cea, que no testificó en la investigación, certificó en un escrito entregado al juez Fernando Andreu que los datos del Excel están respaldados por documentación de Visa.

«De acuerdo con la información y datos existentes a la fecha en los sistemas informáticos centrales de la entidad, los cargos efectuados en las tarjetas de crédito utilizadas por los imputados y número de las mismas de relación solicitada son los que se contienen en el CD que al efecto se adjunta», aseguró Cea. El escrito acompañaba al CD que entregó Bankia en mayo de 2015 a petición del juez, quien lo solicitó porque Visa aseguró que no contaba con los datos de las Visas.

La validez de los cargos es uno de los caballos de batalla de los acusados, que defienden que podían usar las tarjetas B a su gusto al ser parte del salario; pero no son capaces de explicar qué acuerdo legal les permitía usarlas así.

Los usuarios de las Visas han formado una piña para negarse a reconocer los apuntes que les asignan. Todos los acusados que declararon ayer -Gerardo Díaz Ferrán, Alberto Recarte, Pablo Abejas y Ricardo Benito, entre otros- insistieron en esta idea. «No puedo estar comprando un libro en la librería Dykinson y comiendo a la vez en el asador La Pepa», señaló el exconsejero por el PSOE José María Arteta.

A pesar de su empeño, la validez de la lista fue avalada por el juez que investigó a los exbanqueros y por la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional.

Ayer, Arturo Fernández, el expresidente de CEIM, la patronal de empresas madrileñas, expresó que preguntó a Caja Madrid si tenía que encargarse de tributar los pagos, a lo que la entidad respondía que era tarea de la caja. El exsindicalista de CC.OO. Rodolfo Benito empleó cuatro adjetivos para expresar que las Visas eran legales: «autorizadas, consentidas, conocidas y controladas». Díaz Ferrán señaló que usó la tarjeta para hacer un favor a la caja a la que consiguió «muchos clientes».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios