El dinero, cada vez menos contante y sonante

El despliegue de nueva tecnología amenaza la tradicional preferencia de los españoles por el el efectivo

MADRIDActualizado:

El pago en efectivo se reduce cada día entre las preferencias de los consumidores que tienen a su disposición numerosas alternativas para finalizar el proceso de sus compras. Unas más tradicionales como el pago con tarjeta y otras más innovadoras como el pago con el móvil o incluso con un reloj o un anillo. Las nuevas tecnologías van a revolucionar los medios de pago.

El II informe «El futuro de la aceptación de pagos» presentado por UniversalPay apunta a que los pagos digitales ya igualan a los pagos en efectivo en frecuencia de uso diario entre los españoles. «Esta tendencia no la va a parar nadie», afirma a ABC Jaime Domingo, CEO de UniversalPay, compañía especializada en soluciones de pago.

«Los comercios se han dado cuenta que facilitar la forma de pago a los clientes les beneficia», añade. Según el referido informe las transacciones con tarjeta han aumentado un 12% en el último año. En total, el 50% de los compradores prefieren pagar con tarjeta tradicional o contactless, frente al 47% de usuarios que declaran usar habitualmente el efectivo. La mitad de los negocios, el 44,4%, considera que la posibilidad de ofrecer transacciones sin contacto es el servicio más importante a corto plazo para aportar valor añadido a un terminal de pagos. Sin embargo, al efectivo aún tiene presente. Según un reciente estudio del BCE, el 68% del valor de las operaciones comerciales aún se realiza con dinero contante y sonante.

Revolución pendiente

Uno de los temas pendientes es el pago con el móvil. «Está bastante estancado, no está funcionando como se esperaba aunque a través de las aplicaciones que tenemos en el móvil sí realizamos muchos pagos», reflexiona el CEO de UniversalPay. El informe indica que el 45% de los comercios considera que las apps móviles serán las transacciones más populares en 2020, teniendo en cuenta que ya en la actualidad 4 de cada 10 compradores utiliza su teléfono móvil dentro de tiendas físicas para tomar fotografías de productos y comparar precios. Aunque de momento solo un 18% de los usuarios utiliza el pago por móvil, el 40% de las pymes tiene previsto invertir a lo largo de este año en tecnología para posibilitar este tipo de transacciones.

Solo el 47% de los españoles dice preferir el efectivo, según un reciente estudio

Carmen Alonso, directora general de Visa en España, recuerda que los consumidores pagan cada día más rápido y con mayor seguridad cualquier tipo de compra, por pequeña que sea, «gracias a la tecnología contactless y los avances en telefonía móvil». El uso de la tarjeta es cada vez mayor, «ya que al incorporar una alta carga tecnológica permite que cada vez la podamos utilizar para más cosas», afirma a ABC. Según el reciente estudio de Advanced para Visa, los españoles llevan una media de 35 euros en su cartera y el 85% nunca sale de casa sin su tarjeta de crédito. El 59% prefiere pagar con dinero electrónico antes que con efectivo. «Para que esta tecnología pueda aprovecharse en cualquier lugar del mundo, hemos decidido abrir Visa Developer Platform, que permite a las startups, fintechs y compañías tecnológicas, conectarse a la plataforma tecnológica de Visa y desarrollar sus propias funcionalidades, productos y servicios» puntualiza.

Internet de los pagos

Desde la pasarela de pagos Sipay señalan que el cambio en el método de pago se viene produciendo desde hace unos años. «Es importante enfocarse en la experiencia del cliente. Si resulta cada vez más fácil y sencillo comprar, se crea fidelidad», explica a ABC Laura Vallejo, responsable de Comunicación de Sipay. Desde esta compañía se preguntan cuál es el futuro de los pagos y dan como respuesta la llamada «Internet de los Pagos» (IoP por sus siglas en inglés), que combina los conceptos Internet de las Cosas (IoT) y los medios de pago. «El sector de los medios de pago también debe formar parte de este ecosistema de evolución tecnológica y, como es lógico, para que se lleve a cabo la implantación de IoP en la sociedad, debe existir una adaptación por parte de las empresas y los usuarios», subraya Sipay. Acosado por cada vez más competidores, el efectivo comienza a agotarse.

La tokenización marca el futuro

La tokenización (los token son códigos alfanuméricos propios de la tecnología blockchain) permite compartir los datos de los usuarios entre distintos dispositivos y de esta forma no es necesario introducirlos cada vez que se realiza una compra con dispositivos diferentes. UniversalPay considera que este tipo de sistemas se posicionan como la solución más rentable y segura para proteger la información de la tarjeta del cliente. «Prueba de ello es que casi 9 de cada 10 consumidores consideran que el pago online es seguro», subrayan. Desde Sipay destacan que este sistema «consigue potenciar la seguridad en las compras y favorecer las compras recurrentes, ya que los clientes pueden pagar de forma más rápida con la certeza de que sus datos están almacenados de forma segura». Y recuerdan que esta tecnología será una de las que se utilicen para poder pagar con wearables como relojes, anillos o «cualquier otro objeto al que se quiera añadir esta funcionalidad». VISA apuesta también por las tokenización, con Visa Token Service, teniendo en cuenta que «el 93 % de los españoles espera realizar pagos digitales en sus dispositivos de forma habitual antes de 2020».