Economía

Dimite el consejero delegado de Monte dei Paschi di Siena

Fabrizio Viola, actual CEO, continuará al frente hasta que se nombre a su suscesor

Las oficinas centrales de la entidad en Italia
Las oficinas centrales de la entidad en Italia - ABC
EFE - @abceconomia Madrid - Actualizado: Guardado en:

El consejero delegado del banco Monte dei Paschi di Siena (MPS), Fabrizio Viola, llegó hoy a un acuerdo con la entidad para abandonar a su cargo, aunque mantendrá sus funciones hasta que se nombre a su sucesor, informó la financiera, ahogada en una elevada cartera de créditos morosos, en un comunicado.

El consejo de administración ya ha iniciado el proceso de selección para nombrar al nuevo consejero delegado, cuya designación se hará efectiva en el menor tiempo posible.

La entidad ha agradecido a Viola «la alta calidad de la labor desarrollada» en MPS y su «total dedicación y transparencia con las que ha guiado eficientemente» el banco «durante más de cuatro años».

Viola, añade la nota de prensa, fue llamado a dirigir el banco en un «momento de extrema dificultad» y lo deja «con un plan de mercado presentado el pasado 29 de julio que comprende una solución estructural y definitiva» para la eliminación del gran volumen de créditos morosos que acumula.

MPS es uno de los bancos que mayores dificultades presenta en Italia y de hecho su exposición a los créditos morosos es motivo de inquietud tanto en el país como en Bruselas por el riesgo de que pueda repercutir negativamente en el resto del sector bancario italiano, y con ello, en el del continente.

Ya en julio la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés) reveló que MPS era la única por debajo de los valores mínimos exigidos entre los 51 bancos evaluados.

El Banco Central Europeo (BCE) instó a la entidad toscana a disminuir en aproximadamente un 30% su volumen de préstamos dudosos en 2018, que debería pasar de 46.900 millones de euros hasta 32.600 millones.

Este plan comprende, en primera instancia, una titulización de la mencionada cifra de morosidad y, posteriormente, una ampliación de capital de 5.000 millones de euros sin ayudas públicas.

MPS ya ha aprobado una ampliación de capital de 5.000 millones de euros y la venta de 27.700 millones en créditos morosos.

No obstante, la preocupante situación en la que se encuentra el banco toscano viene de lejos, pues ya en 2013 tuvo que recibir una ayuda estatal por parte del Gobierno de Mario Monti de cerca de 3.900 millones de euros, que se llevó a cabo través de una suscripción de bonos.

Además, en diciembre de ese mismo año la entidad anunció que aprobaría una ampliación de capital de 3.000 millones de euros, que meses después incrementó hasta 5.000 millones de euros.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios