Foro ABC

Despoblación, envejecimiento y masculinización, obstáculos para la emprendedora en el medio rural

La ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha inaugurado esta mañana el foro «Mujeres Emprendedoras en el Medio Rural», patrocinado por Amfar

La ministra Isabel García Tejerina, la presidenta-editora de ABC, Catalina Luca de Tena, y el presidente de Globalcaja, Carlos de la Sierra, con las participantes en el foro
La ministra Isabel García Tejerina, la presidenta-editora de ABC, Catalina Luca de Tena, y el presidente de Globalcaja, Carlos de la Sierra, con las participantes en el foro - ABC
J. P. - Actualizado: Guardado en:

La crisis económica ha favorecido el viaje de vuelta de muchos desde la ciudad al pueblo de origen, que de esta forma se ha tenido que «reinventar» para abrir nuevas oportunidades de trabajo y negocio. Sin embargo, para las mujeres emprendedoras en ese ámbito subsisten los problemas. Sobre todo despoblación, envejecimiento y masculinización, aunque, poco a poco, se van corrigiendo. Son algunas de las reflexiones expuestas en el Foro «España en Femenino. Mujeres emprendedoras en el Medio Rural», que se ha celebrado esta mañana en la Biblioteca de ABC, inaugurado por la ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, y patrocinado por la Federación de Mujeres y Familias del Ámbito Rural (Amfar) y Globalcaja.

En su intervención, García Tejerina ha subrayado que España es el cuarto país de la UE y el octavo del mundo por el valor de nuestras exportaciones de productos agroalimentarios. En el último año «hemos exportado por valor de 44.000 millones de euros. Un 29% más que en 2011. Y creciendo, año tras año». En su opinión, «todo esto no es por casualidad». «Se debe a que, en la base del sector agroalimentario español, está el buen hacer de hombre y mujeres produciendo alimentos de alta calidad, que es tanto como decir, produciendo salud», porque «eso es lo que sale del campo».

Y, «en el campo, en el medio rural, contribuyendo a producir salud y bienestar, está la mujer. Ganando presencia de manera constante, en este tiempo, y jugando un papel esencial para que lo que hace tiempo era impensable, sea hoy una realidad». «A la mujer -ha dicho- se debe, en muy buena medida, el mantenimiento y la conservación de nuestros pueblos y de los modos de vida tradicionales, pero también la incorporación de fórmulas de progreso que sirven para mejorarlos y darles futuro».

Regreso al pueblo

A continuación se ha celebrado un debate sobre la realidad de la mujer en el ámbito rural, moderado por la subdirectora de ABC Yolanda Gómez, y en el que han participado Shonia Cruz, fundadora y directora de Turismo Marinero; Esther Lorente, fundadora de Riojania; María Dolores Merino, presidenta nacional de la Federación de Mujeres y Familias del Ámbito Rural (Amfar); María José Montes, directora técnica de Agrupación de Producción Integrada de Olivar de S.C.A. Almazaras de la Subética, y Rocío Vázquez, fundadora de Castañas el Común. María Dolores Merino ha lamentado que aún en nuestros días «no se conoce muy bien qué hace la mujer rural», hasta el punto de que se las ha calificado de «invisibles». Por tanto, se trata, entre otros objetivos, de mostrar su capacidad para el emprendimiento. Sin embargo, ha reconocido, la mujer rural se enfrenta a tres problemas: La despoblación: el 85% del territorio nacional es rural y en él vive un 17% de la población. Y de este porcentaje, el 49% son mujeres. El envejecimiento, que repercute en las mujeres ya que son ellas las que se ocupan de atender a las personas mayores; Y la masculinización, que aún persiste. En ocasiones, «machismo cien por cien», se ha llegado a decir.

Sin embargo, han coincidido en que la despoblación se está corrigiendo, en gran parte, porque la crisis económica ha hecho que muchos que se desplazaron a la ciudad, hayan regresado al pueblo en busca de nuevas oportunidades. Otros lo ocupan en vacaciones y fines de semana abriendo posibilidades a los negocios relacionados con el turismo. «Cada vez se está volviendo más al mundo rural debido al desempleo y a la crisis en la construcción», ha opinado María José Montes. «El pueblo se está reinventando», ha reiterado Esther Lorente, que regenta tres casas rurales en la zona de La Rioja. En fines de semana o vacaciones se llenan y esto «está generando empleo, negocio», algo «muy a tener en cuenta». Shonia Cruz ha lamentado la escasa participación de las mujeres en los ámbitos de dirección en mercados como el suyo, el turismo marítimo, pero ha coincidido en esta tendencia a regresar a los pueblos, a la actividad de «nuestros padres», aunque «nos ha tocado innovar». Rocío Vázquez, que tiene la empresa de castañas en Guadalupe, también ha opinado que «la crisis ha facilitado que la gente de las ciudades regrese al campo», lo que ha obligado a los pueblos a «reinventarse», aunque ha lamentado que a amplias zonas de Extremadura «no llega mucho el turismo que se deja dinero».┌

Hay, con todo, motivos para el optimismo. María Dolores Merino ha aportado un dato significativo. Entre 2010 y 2011 en España se ha recuperado población en el ámbito rural. Durante la crisis «el sector agrario es el ector que ha tirado de la Economía de España y hemos dado verdadero ejemplo de cómo, durante la crisis económica, el campo ha sabido tirar». El medio rural también ha atraído la llegada de inmigrantes en busca de trabajo.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios