Hadmande Beauty

Cosmética orgánica y natural para el cuerpo y salud a partir de 18 euros

Las cremas faciales y corporales, exfoliantes, lacas de uñas... cien por cien ecológico triunfan por el mundo. Una mejicana lo ha comprobado a través de su web Hadmande Beaty

Diana Burillo en su laboratorio
Diana Burillo en su laboratorio

Cosmética natural y orgánica: desde laca de uñas hasta aceites esenciales y cremas faciales con propiedades antienvejecimiento. Todo hecho a base de plantas medicinales, hierbas terapeuticas, esencias vegetales, flores, arcillas naturales... Estos son los productos que a primera vista oferta la marca Hadmande Beaty, una pyme que no solo se define como un negocio, como comenta Diana Burillo, su fundadora, sino que es mucho más: «un estilo de vida», afirma. Cuidar el cuerpo y la mente a través de tratamientos de belleza y otras terapias es lo que apasiona a Burillo, y es la forma en la que, además, se gana la vida.

Esta mejicana se aventuró hace cinco años con un centro de cosmética en pleno centro de Madrid. Comenzó con su filosofía orgánica y natural enfocada a la pedicura y manicura. «Trabajaba con productos de líneas extranjeras que no habían sido testados en animales, que eran veganos, con ingredientes activos orgánicos, sin toxinas, ni químicos... Mis clientes empezaron a pedirme no solo esmaltes de uñas, sino también exfoliantes, cremas corpales y faciales...», cuenta Burillo. El centro comenzó a crecer . De ahí que Burillo abriera su segundo oasis de relax también Madrid. «Nuestros centros HMB son spás naturales diseñados para el descanso, la armonía, la salud y la belleza. Contamos con tratamientos y cuidados holísticos únicos y exclusivos realizados manualmente a base de productos 100% orgánicos».

Tras los dos centros, Burillo creó su propia marca. «Hadmande Beaty tiene ahora una línea de esmaltes de cremas corporales y faciles, de aceites y exfoliantes... Todos ecológicos, naturales y con sus certificaciones. Yo formulo el producto y los tratamientos, lo que quiero conseguir, y junto con un equipo de profesionales de un laboratorio vamos haciendo pruebas y testanto», explica.

Hoy más de dos mil clientes han visitado estos dos centros y miles de usuarios compran en la web de la marca. Sobre todo los pedidos proceden de los países escandinavos, México (donde Burillo tiene previsto un centro) y Estados Unidos. Masajes, tratamientos y rituales faciales y corporales para lograr descongesionar la piel, ganar en elasticidad, firmeza, vitalidad, estimular la circulación, desbloquear tensiones...

Todo en beneficio de la salud y la belleza. Y también del bolsillo. «No somos ni económicos ni de lujo». Los tratamientos oscilan entre los 75 y 14 euros. Y los productos entre los 18 euros de un esmalte a los 70 que cuesta un elixir facial y corporal que lleva rosa damascena con propiedades antienvejecimiento, blanquante e hidratante.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios