Economía

El consejero delegado de Wells Fargo dimite por el escándalo de las cuentas falsas

John Stumpf llevaba en la compañía 34 años, ocupaba el cargo de consejero delegado desde 2007 y el de presidente desde 2010

John Stumpf, exconsejero delegado de Fargo Wells
John Stumpf, exconsejero delegado de Fargo Wells - EFE
EUROPA PRESS San Francisco (Estados Unidos) - Actualizado: Guardado en:

El presidente y consejero delegado de Wells Fargo, John Stumpf, ha renunciado a su cargo con efectos inmediatos apenas un mes después de destaparse el escándalo de las cuentas creadas fraudulentamente por empleados del banco estadounidense para alcanzar los objetivos de ventas establecidos por la entidad.

El consejo de Wells Fargo ha elegido a Tim Sloan, presidente y director de operaciones de la entidad, como nuevo consejero delegado, mientras Stephen Sanger ocupará la presidencia no ejecutiva y Elizabeth Duke pasará a ser vicepresidente.

De este modo, el escándalo suscitado al conocerse que empleados de Wells Fargo crearon millones de cuentas falsas sin autorización de los clientes ha acabado poniendo fin a la carrera de Stumpf en Wells Fargo, entidad a la que se incorporó hace 34 años y que lideraba como consejero delegado desde 2007 y como presidente desde 2010.

«Estoy agradecido por la oportunidad de haber liderado Wells Fargo (...) He decidido que lo mejor para la entidad es dar un paso a un lado», declaró Stumpf en su despedida, expresando su optimismo sobre el futuro de la entidad y destacó que nadie mejor que Tim Sloan podría sucederle al frente del banco.

El pasado mes de septiembre, Wells Fargo fue sancionado con 185 millones de dólares (165 millones de euros) por las malas prácticas detectadas entre 2011 y 2015, cuando se contrataron sin consentimiento de los clientes 1,5 millones de cuentas de depósito y se solicitaron 0,5 millones de tarjetas de crédito, motivo por el que la entidad ha despedido a 5.300 de sus empleados.

Tras esta polémica, el banco decidió eliminar los objetivos de ventas de sus trabajadores de banca minorista a partir de enero de 2017, decisión que el propio John Stumpf explicaba entonces por la necesidad de que los clientes de Wells Fargo recuperen la "confianza" en los empleados de la entidad.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios