Economía

El Congreso da su visto bueno a que Albella presida la CNMV

El próximo presidente del supervisor se abstendrá en todos aquellos asuntos que afecten a entidades cotizadas con las que haya trabajado en su trayectoria

El candidato propuesto por el Gobierno como nuevo presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Sebastián Albella (d), y la candidata a la vicepresidencia, Ana María Martínez-Pina (i)
El candidato propuesto por el Gobierno como nuevo presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Sebastián Albella (d), y la candidata a la vicepresidencia, Ana María Martínez-Pina (i) - EFE
EFE Madrid - Actualizado: Guardado en:

Los candidatos a dirigir la CNMV y ocupar los cargos de presidente, Sebastián Albella, y de vicepresidenta, Ana María Martínez-Pina, han pasado el visto bueno del Congreso después de que la Comisión de Economía haya emitido un dictamen favorable.

Albella y Martínez-Pina han recibido la mayoría de los votos de los grupos parlamentarios que han respaldado su idoneidad para los cargos y no ven que pueda existir un conflicto de intereses, aunque los candidatos han contado con la negativa de Unidos Podemos y del PSOE. Los dos candidatos han recibido 19 votos a favor y 17 en contra.

Tras pasar este trámite parlamentario, las dos propuestas del Gobierno se aprobarán definitivamente en el Consejo de Ministros. Albella ha afirmado que asume el cargo de presidente de la CNMV con «ilusión», ha reiterado que se abstendrá en todos aquellos asuntos que afecten a entidades cotizadas con las que haya trabajado en su trayectoria profesional privada y se ha comprometido dejar de tener relaciones con los clientes del despacho de abogados Linklaters y a no volver a trabajar en él nunca más.

No obstante, el próximo presidente de la CNMV ha anticipado que serán «puntuales y poco frecuentes» los casos en los que deba abstenerse, ya que en el último año sólo ha trabajado para cuatro empresas del Ibex, y con dos de ellas en temas de menor significancia.

«Los casos afectados por naturaleza serán pocos», ha dicho, tras añadir que tampoco afectaría al funcionamiento de la CNMV, puesto que el consejo está integrado por otras seis personas que intervendrán con sus decisiones.

Además ha explicado que otro dato que da credibilidad a su compromiso es que si estuviera un solo mandato en la CNMV saldría con 62 años a los que habría que sumar otros dos de incompatibilidad absoluta, mientras que si estuviera dos mandatos sólo podría estar activo a partir de los 68 años.

«Tengo vocación por el servicio público, siempre me he quedado con esta inquietud y llego a un puesto con gran ilusión», ha dicho. Albella y Martínez-Pina se han comprometido a impulsar la CNMV en foros internacionales financieros y la próxima vicepresidenta ha destacado que centraría su labor en temas de inspección para ver el impacto de las numerosas normas contables recién aprobadas.

Han subrayado también que se esforzarán en reforzar las comisiones de auditoría tras la Ley de Auditoría de Cuentas.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios