ABC

Codorníu confirma el traslado de su sede social desde Barcelona a La Rioja

Por su parte, Freixenet ha anunciado que decidirá a finales de este mes si sigue en Cataluña

MADRIDActualizado:

Codorníu ha decidido trasladar su sede social de Barcelona a La Rioja «ante la situación de incertidumbre política y jurídica en la que se encuentra sumida Cataluña y con el objetivo de garantizar los intereses de sus trabajadores y clientes». En un comunicado, la compañía productora de cava ha informado de que l consejo de administración de Unideco, S.A., empresa holding de Codorníu Raventós, ha acordado el traslado de su domicilio social desde el actual ubicado en Barcelona a La Rioja.

La compañía ha aclarado que se mantiene la estructura operativa de producción de todas sus bodegas, así como el total de sus empleados en sus actuales centros de trabajo.

Hace unos días, Codorníu se desmarcaba del independentismo en otro comunicado. La dirección general de la compañía aludía a «la presión a la que nos vemos sometidos como empresa catalana y los comentarios inciertos que se difunden perjudicando seriamente la imagen de nuestra compañía». Desde el grupo explicaron que se les había «unido al independentismo sin que Codorníu tenga nada que ver en este proceso político, ni en ninguno otro».

Por su parte, Freixenet ha anunciado que decidirá a finales de este mes si sigue en Cataluña y ha pedido a los dirigentes catalanes que sigan en el ciclo positivo de la economía que hay actualmente y no lo perturben.

A preguntas de los periodistas, sobre si Freixenet continuará en Cataluña, su presidente (y de la Cámara de Comercio de España), José Luis Bonet, ha indicado que ha convocado un consejo de administración para final de mes en el que "este tema está encima de la mesa".

Asimismo, ha dicho que el cava está "en una situación de cierta normalidad, por ahora", a pesar de la situación que se está viviendo en Cataluña, porque las ventas al exterior van bien y las ventas en el interior también.

TAB también se marcha

El consejo de administración del fabricante de baterías TAB España también ha anunciado que abandona Cataluña ante la «inseguridad jurídica» que vive la comunidad.

La medida, según ha destacado la compañía en un comunicado, tiene como objetivo fundamental mantener la operativa habitual de la compañía y con ello preservar sus intereses, los de sus empleados, clientes, proveedores y accionistas.

Esta decisión no comporta movimiento de empleados al contar ya la empresa con otras sedes operativas en España. «La actividad de TAB Spain se continuará desarrollando con absoluta normalidad dando servicio a sus clientes como venía haciendo hasta ahora», reza la nota.