Economía

Cinco trucos para no ser esclavo de tus finanzas

Luis Pita, autor del libro «Ten Peor Coche que tu Vecino», desvela las claves que te ayudarán a alcanzar la libertad financiera

El autor aconseja programar una transferencia periódica destinada a ahorrar todos los primeros de mes
El autor aconseja programar una transferencia periódica destinada a ahorrar todos los primeros de mes - FOTOLIA
- Actualizado: Guardado en:

Todavía es agosto y sigues en la playa, de visita por Tailandia, recorriendo la Ruta 66 o el lugar que este año haya servido de premio para tantas horas de trabajo. ¿Suena bien? Pues ahora deja de imaginarlo y ponte en marcha para conseguir vivir siempre de vacaciones.

Luis Pita, autor del libro «Ten Peor Coche que tu Vecino», desvela cinco trucos que te ayudarán a alcanzar la libertad financiera para convertirte en el dueño de tu destino económico y de tu tiempo. A partir de ahí, podrás elegir si quieres vivir siempre de vacaciones, pasarte el día en un crucero, trabajar sólo en lo que te gusta o mantener tu vida tal y como es ahora.

Luis Pita tiene una libertad financiera de 14 años. Es decir, si hoy dejara de trabajar, podría mantener su mismo nivel de vida hasta 2030. Estos son los cinco pasos que te permitirán tener tanta libertad financiera como él:

1. Deja de ahorrar a final de mes

Si alguna vez te has preguntado por qué cuesta tanto ahorrar, la respuesta es porque lo hacemos al revés de como deberíamos. Los españoles hemos aprendido a gastar la nómina y guardar lo que sobra al final de mes. ¿El problema? Que nunca sobra nada o sobra muy poco. ¿La solución? El preahorro o pagarte a ti el primero, en lugar del último.

Empezar a preahorrar te tomará 30 segundos: programa una transferencia periódica todos los primeros de mes que aparte de tu cuenta el dinero que has decidido ahorrar. De esta forma, como el dinero no está en tu cuenta, no tendrás la tentación de usarlo y pronto te acostumbrarás a tu nuevo presupuesto de gasto.

2. Ten peor coche que tu vecino

¡Ojalá ganase más para poder ahorrar, con lo que tengo es imposible! Seguro que te lo has planteado alguna vez y después, cuando llega ese aumento o ese cambio de trabajo sigues sin poder ahorrar. El motivo es lo que se conoce como la trampa del gasto creciente. En otras palabras, que cuanto más ingresas, más gastas.

Tu cerebro no está entrenado para ahorrar, dejar la cuenta a cero es más fácil que no hacerlo. Empieza por olvidarte de gastar tus subidas de sueldo y aprovéchalas para acelerar tu ahorro. Es más, preahorralas directamente y no tendrás que preocuparte por ese dinero. Seguro que tu nuevo puesto de jefe de equipo no incluye entre los requisitos comprar un coche de gama alta.

Lee la noticia completa en Finanzas.com

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios