Cepsa prevé que la demanda de petróleo crecerá un 10% en 2030 pese a los coches eléctricos

La petrolera calcula que un 5% de vehículos eléctricos en España supondría solo un 1% de caída de la demanda de combustible

ABU DHABIActualizado:

Las petroleras no temen el avance del coche eléctrico. Esta podría ser una de las conclusiones del congreso mundial de petróleo y gas que se celebra estos días en Abu Dhabi, Adipec. Según un estudio realizado por Cepsa denominado Energy Outlook 2030 "la demanda de petróleo en el mundo continuará creciendo, del orden de un 10% hasta 2030 pese a los avances del coche eléctrico ya que en ese año el 85% de los vehículos en el mundo seguirán teniendo aún un motor de combustión. Este tirón de la demanda se producirá sobre todo por el aumento de las clases medias en India y China y el consiguiente tirón del consumo en esos países".

Pedro Miró, consejero delegado de Cepsa, ha asegurado durante la presentación del informe que "el sector de la energía se encuentra en un periodo de profunda transición por la conjunción de factores como la existencia de diferentes países y mercados con regulación en materia energética diferentes, así como la irrupción de las nuevas tecnologías. Creemos que el futuro del sector debe debatirse y este informe es nuestra aportación a él, sobre cuya base la compañía desarrollará su estrategia para generar el máximo valor para la compañía y para Mubalaba, nuestro accionista".

Según el mencionado informe, "las energías renovables proporcionarán más de la mitad del incremento de la energía eléctrica que se genere en los próximos 15 años, un hecho sin precedentes impulsado por el aumento de la penetración de las energías eólica y solar. El gas natural ocupará el segundo lugar, pero obtendrá un incremento de solo el 1% en el mix de la generación elétrcia mundial, ya que se verá relegado frente a las energías renovables".

De este modo el mix de la energía mundial seguirá estando dominado por el petróleo, el gas y el carbón, si bien las renovables están ganando terreno muy rápidamente, según el estudio.

En relación a España Héctor Perea, director de estrategia de la petrolera, ha asegurado durante la presentación del informe realizado por él y su equipo que "si el 15% de los coches nuevos que se vendieran en España a partir de 2030 fueran eléctricos o híbridos habría una caída de la demanda de combustible de un 1% y un aumento de un 0,5% de la de energía eléctrica".

En cuanto al peso de las renovables en el mix energético español, la previsión de Cepsa es que "la capacidad de potencia instalada de solar y eólica se tendrá que doblar de aquí a 2030 para cumplir con los objetivos en materia de reducción de emisiones establecida por la Comisión Europea".

En este contexto encaja la reciente compra por parte de Cepsa de una planta de producción de energía eólica en Cádiz, a la que le seguirán otras a medio y largo plazo.