Reactor de fabricación tópico en las instalaciones de Cantabria Labs
Reactor de fabricación tópico en las instalaciones de Cantabria Labs - ABC

Cantabria Labs (antes, IFC) entra en el mercado francés

La farmacéutica ultima la compra de una compañía gala por 25 millones de euros

Actualizado:

El inicio de año viene cargado de novedades y nuevos retos para la farmacéutica familiar Cantabria Labs, nueva denominación de Industrial Farmacéutica Cantabria (IFC), que también estrena logotipo y eslogan:«Celebrate life». Como explica su CEO, Juan Matji, «siempre nos preguntaban qué era IFC y la marca corporativa es importante para triunfar fuera». Una nueva imagen con la que encara dos grandes retos:El desembarco en el exigente mercado francés, tras la compra de una empresa local por 25 millones de euros de recursos propios durante el primer semestre del año, y la construcción de una nueva planta eco-sostenible en La Concha (Cantabria). Una instalación que aprovechará la energía geotérmica de las aguas del entorno kárstico del Parque de Cabárceno y cuya finalización prevista para 2019, estiman desde la compañía, permitirá multiplicar por diez la capacidad de producción de esta farmacéutica, especializada en productos dermatológicos. Además de permitir la contratación de 100 personas.

Todo ello, en el seno de una empresa familiar fundada en 1989 y que ya factura más del 60% fuera de España. Cantabria Labs emplea a más de 700 personas y ya opera en más de 80 países, con seis filiales propias en Italia, México, Alemania, China, Portugal y Marruecos. «Somos líderes por prescripción médica en Italia, España y Portugal», explica Matji quien no duda en definir a la compañía que dirige como «inquieta y emprendedora». También destaca el máximo ejecutivo el buen rendimiento en los mercados asiáticos de su línea de medicamentos dermatológicos Endocare. En esta línea, reconoce el máximo ejecutivo, también han puesto sus ojos en una empresa polaca y siguen a la búsqueda de oportunidades en Escandinavia.

Duplicar facturación

Cantabria Labs se ha propuesto duplicar su volumen de negocio y alcanzar los 300 millones de euros en 2022. Como explica su máximo responsable, el año pasado cerraron con una facturación de 150 millones de euros, un 19% más que en el ejercicio anterior. Además, defiende Matji, los datos acompañan porque su crecimiento orgánico habría rondado un promedio del 13% anual en la última década. «Todos los negocios van bien, con crecimientos de doble dígitos», destaca el CEOde la farmacéutica.

Preguntado sobre la posibilidad de una salida a Bolsa, Juan Matji la descarta a corto plazo: «Por resultados sí sería posible, pero no tenemos la dimensión adecuada todavía, y para una salida a Bolsa, hace falta tener armonía en el entorno familiar», comenta este emprendedor quien reconoce que a Cantabria Labs no le han faltado novias dispuestas a entrar en su capital. «Ahora estamos trabajando en que nuestros hijos sigan vinculados a la empresa», apunta sobre otra asignatura futura de esta compañía: el relevo generacional.