El calendario laboral de 2018 ofrece cuatro macropuentes

Administraciones, agentes sociales y la Iglesia mantienen inamovibles los festivos

MadridActualizado:

El calendario laboral de 2018 cuenta con 14 días festivos, de los que nueve son fiestas nacionales comunes para toda España, tres son a elección de las comunidades autónomas y otras dos son locales, designadas por los ayuntamientos.

En esta ocasión, y como se ha venido repitiendo históricamente, hay numerosas fiestas nacionales y autonómicas que caen entre semana, por lo que los ciudadanos podremos gozar de varios puentes y macropuentes. Como el que origina el 15 de agosto, Asunción de la Vírgen, que es miércoles; o el 1 de noviembre, día de Todos los Santos, que es jueves; también es jueves el 6 de diciembre, festividad de la Constitución.

Casi nadie se acuerda de que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en su discurso de investidura de su primera legislatura, el 19 de diciembre de 2011, prometió reformar el calendario laboral para que los festivos se trasladaran al viernes o al lunes más próximo para evitar los macropuentes y la consiguiente ralentización de la economía. En la patronal CEOE calcularon que cada puente cuesta unos 1.200 millones de euros.

Propuesta de CEOE

Cabe recordar que la CEOE hizo una propuesta en octubre de 2011 para que solo se mantuvieran como fechas fijas los días 1 de enero (Año Nuevo), 12 de octubre (Día de la Hispanidad) y el 25 de diciembre (Navidad). El resto de festivos deberían ser trasladados al lunes o al viernes más próximo, posibilidad que contempla el Estatuto de los Trabajadores desde su primera redacción hace 35 años.

En enero de 2012, la CEOE alcanzó un acuerdo con CC.OO. y con UGT para trasladar al lunes más próximo las fiestas del 15 de agosto, 1 de noviembre y 6 de diciembre y mantener fijas Año Nuevo (1 de enero), Fiesta del Trabajo (1 de mayo), Día de la Hispanidad (12 de octubre) y Navidad (25 de diciembre). Estas cuatro fechas son las que considera inamovibles el Estatuto de los Trabajadores.

A ese acuerdo, criticado por los sectores de la hostelería y del turismo porque entienden que dañaría sus intereses, le faltó la adhesión de la Iglesia, la cual, era imprescindible ya que la mayoría de las festividades del calendario están incluidas en el acuerdo con la Santa Sede de 1979: 6 de enero (Epifanía del Señor), 19 de marzo (San José), Jueves y Viernes Santo, 25 de julio (Santiago Apóstol), 15 de agosto (Asunción de la Virgen), 1 de noviembre (Todos los Santos) y 8 de diciembre (Inmaculada Concepción).

Desde entonces, nadie ha movido ficha y el Gobierno ha dejado pasar el tiempo. De este inmovilismo se benefician varios sectores, como el turismo, ocio y transporte de pasajeros, a los que les vienen muy bien esas minivacaciones del calendario.

Los puentes tampoco afectan de igual manera a un mismo sector y también depende del tamaño de las empresas. Por ejemplo, un pequeño taller de vehículos puede cerrar durante el puente. Sin embargo, cualquier compañía importante tiene programada su producción durante todo el año, al margen de los días festivos.

En 2018 los festivos nacionales son: 1 de enero (lunes), Año Nuevo; el 6 de enero (sábado), Epifanía del Señor; el 29 de marzo, Jueves Santo; el 30 de marzo, Viernes Santo; el 1 de mayo (martes), fiesta del Trabajo; el 15 de agosto (miércoles), Asunción de la Virgen; el 12 de octubre (viernes), fiesta de la Hispanidad; el 1 de noviembre (jueves), Todos los Santos; el 6 de diciembre (jueves), la Constitución española y, el 25 de diciembre (martes), Natividad del Señor.

Este año llama la atención que el 8 de diciembre (sábado), día de la Inmaculada Concepción, tradicional fiesta nacional, lo será en todas las comunidades excepto en Canarias.

Los gobiernos autonómicos pueden sustituir por fiestas propias las festividades de los Reyes Magos (6 de enero) -este año lo celebran todas las autonomías-, del Jueves Santo (el 29 de marzo) y las de San José (19 de marzo) o Santiago Apóstol (25 de julio). En el caso de San José y Santiago, se debe optar por una de las dos.

Sustitución

Las comunidades autónomas también pueden sustituir por fiestas propias los festivos nacionales cuya celebración se traslade a lunes por coincidir en domingo. Sin embargo, esta circunstancia no se da en 2018. No obstante, puesto que algún festivo nacional sustituible (como el 6 de enero y el 8 de diciembre) han caído en sábado, algunas regiones han optado por hacer de ellas un festivo recuperable.

Un festivo recuperables significa que es un día no laborable, pero cada empresa deberá negociar con sus empleados cómo recuperar esas horas de trabajo. Este año, cuentan con festivos recuperables la región de Murcia (6 de enero), la Comunidad Valenciana (6 de enero), Baleares (6 de enero), Galicia (17 de mayo) y Cataluña (2 de abril o 26 de diciembre).