Economía

El «broker» acusado de hundir Wall Street en 2010 será extraditado a los Estados Unidos

De este modo, la decisión del Alto Tribunal confirma la sentencia del pasado mes de marzo, que abría la puerta a la extradición a EEUU de Navinder Singh Sarao

Singh Sarao, broker acusado de hundir la Bolsa americana
Singh Sarao, broker acusado de hundir la Bolsa americana - AFP
S.E. Londres - Actualizado: Guardado en:

Finalmente, Navinder Singh Sarao, será extraditado a los Estados Unidos. El teórico responsable del «flash-crash» que provocó el desplome del mercado estadounidense el 6 de mayo de 2010 será juzgado en el país donde sembró el caos, después de que la Justicia británica haya desestimado su último recurso.

La decisión del Alto Tribunal británico ha confirmado este viernes la decisión tomada durante el pasado mes de marzo, cuando se abrió la posibilidad de que el acusado fuera extraditado a Estados Unidos. Desde este país, Singh Sarao se enfrentará a 22 cargos por los que podría ser condenado a un máximo de 380 días de prisión. En menos de un mes se conocerá la sentencia.

El operador es sospechoso de haber utilizado un programa informático para automatizar la manipulación de los contratos de futuros E-Mini S&P 500 del Chicago Mercantile Exchange (CME), obteniendo pingües beneficios y desencadenando el desplome de la bolsa estadounidense el 6 de mayo de 2010. En esa jornada, el selectivo Dow Jones de Industriales se hundió 600 puntos en un lapso de cinco minutos. Un «flash-crash»

En 2015, después de cinco años de investigación, Sarao fue detenido en un suburbio de Londres. Fue acusado de fraude electrónico, manipular el precio de las materias primas y de «spoofing», que consiste en inflar el precio de estos productos mediante ofertas que se cancelan en el último momento. Desde que se produjo el «flash-crash» hasta su detención, Sarao operó en 400 sesiones de mercado, ganando un total de 40 millones de dólares.

Órdenes «en riesgo» de ser aceptadas

El Departamento de Justicia de EEUU calcula que Sarao, que realizaba sus operaciones desde el domicilio de sus padres en Londres, obtuvo solo en la jornada señalada un beneficio de 900.000 dólares (803.500 euros) en aquella jornada.

Los abogados de Sarao habían argumentado, según Europa Press, que las órdenes del operador siempre estuvieron «en riesgo» de ser aceptadas y es habitual que los 'traders' cancelen frecuentemente sus operaciones ante los cambios del mercado. Asimismo, añadieron que la extradición vulneraría los derechos humanos de Sarao al exponerle a una sentencia potencialmente más severa.

No obstante, el pasado mes de marzo, el juez encargado del caso señalaba en sus conclusiones que «las causas del 'flash crash' no son un acción aislada y no pueden ser interpretadas en su totalidad o mayor parte como responsabilidad de Sarao, aunque estuvo activo durante el día».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios