Oficinas de Santander y Popular
Oficinas de Santander y Popular - REUTERS

Blackstone: el nuevo rey del ladrillo en España

El fondo se hace con el 51% del negocio inmobiliario del que fuera el sexto banco nacional, tanto créditos como inmuebles, «valorado en unos 10.000 millones de euros»

MadridActualizado:

Solo hicieron falta unas horas desde que el Santander recibiera ayer el visto bueno de la Comisión Europea a la compra por 1 euro del Popular para que la entidad anunciara una de las mayores operaciones inmobiliarias de la historia de España. Según informó la entidad que preside Ana Botín, el banco ha acordado vender al fondo estadounidense Blackstone el 51% del negocio inmobiliario del que fuera el sexto banco nacional, tanto créditos como inmuebles, «valorado en unos 10.000 millones de euros».

Esta venta logra un doble objetivo: reducir significativamente la exposición inmobiliaria en el balance de la entidad y centrar el banco en su actividad puramente comercial. Así, la operación supondrá la creación de una sociedad a la que Popular traspasará los activos, valorados en 30.000 millones, y el 100% del capital de Aliseda, la filial inmobiliaria. Según puntualiza el Santander, «estos 10.000 millones están en línea con el valor de los activos en España, incluyendo unos 300 millones de euros en créditos fiscales y las provisiones y saneamientos efectuados en el balance de Popular tras su venta, de manera que no genera ni plusvalía ni minusvalía».

Aunque Blackstone es prácticamente un desconocido entre los españoles de a pie, el fondo estadounidense es un gigante inmobiliario global que ha ido ganando presencia España, sin prisa pero sin pausa, en los últimos cuatro años. El negocio inmobiliario de Blackstone se fundó en 1991 y actualmente gestiona aproximadamente 104.000 millones de dólares.

La cartera inmobiliaria de Blackstone está compuesta por hoteles, oficinas, locales comerciales, naves industriales y viviendas en Estados Unidos, Europa, Asia y Latinoamérica. Entre las principales participaciones del fondo están Hilton Worldwide, Invitation Homes (viviendas unifamiliares) y edificios de oficinas de primera calidad en grandes ciudades de todo el mundo.

Hasta la fecha, en España su mayor operación fue la llamada operación Hércules, en la que adquirió a Catalunya Banc una cartera hipotecaria por 6.400 millones. La operación de Popular le catapulta a la primera línea del mercado inmobiliario español.