Operación «Big Black»

El «Black Friday» llega al fraude: Hacienda incauta once contenedores de ropa ilegal en Barcelona

La Agencia Tributaria ha intervenido 185.838 prendas ilícitas con un valor de casi 5 millones de euros provenientes de China en el puerto de la ciudad condal

Imagen de los contenedores en los muelles de Barcelona
Imagen de los contenedores en los muelles de Barcelona - AGENCIA TRIBUTARIA
J. T. - @abceconomia Madrid - Actualizado: Guardado en:

El «Black friday» no solo se ha extendido en España a las principales cadenas y establecimientos. El comercio fraudulento también tiene su particular «Viernes negro», a juzgar por la operación que ha desarticulado la Agencia Tributaria en las últimas semanas. El Fisco ha incautado en el lapso de un mes más de 185.000 prendas de marcas falsificadas en el puerto de Barcelona provenientes de China.

Hasta once contenedores se han intervenido repletos de camisas y cazadoras falsas por un valor de 4,9 millones de euros, ha informado la Agencia Tributaria, que ha bautizado la operación con el sugerente nombre de «Big Black». El objetivo era introducir estas prendas en el circuito ilícito de ropa en España.

Todo comenzó el pasado 13 de septiembre, cuando llegan a Barcelona seis contenedores procedentes de China. En el marco del aumento de controles para evitar que se introduzca material falsificado, el servicio de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria en Barcelona los seleccionó para inspeccionarlos.

La sopresa vendría cuando los funcionarios comprueban que la empresa a la que venía destinada la mercancía ni había hecho el encargo ni sabía que tenía seis contenedores a su nombre. Al abrirlos, los inspectores se encuentran 25.360 cazadoras y 101.400 camisas falsas, según los peritos.

El pasado 14 de noviembre se repite otro envío sospechoso, esta vez de otros cinco contenedores mandados por una de las dos empressas chinas que habían realizado el pedido anterior. Al abrir el vagón, los inspectores se encontraron con otro contingente de 28.278 cazadoras y 30.800 camisas más, también de marcas falsas.

La Unidad de Vigilancia Aduanera de Barcelona ha instruido el correspondiente atestado y puesto la mercancía a disposición judicial en tanto se aguarda a su destrucción. Mientras, continúan abiertas las investigaciones para conocer con más detalle quién está detras de los envíos, así como su origen y circunstancias.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios