FORO ABC DE TECNOLOGÍA Y FINANZAS

La banca encuentra un aliado en la tecnología

El Foro ABC de Tecnología y Finanzas reúne a entidades financieras, gestoras de fondos, «robadvisors», aplicaciones de pago por móvil, «fintech» y especialistas en ciberseguridad

Imagen de una de las mesas redondas del foro celebrado este viernes en ABC - ABC

¿Competidores o coopetidores? El sector bancario afronta el gran reto de la transformación digital, pero casi todos sus actores coinciden en señalar que lejos de ser una amenaza es una oportunidad. Y las nuevas tecnologías más como un aliado que como un competidor. Así lo han señalado directivos de la industria financiera durante el Foro ABC de Tecnología y Finanzas, organizado en colaboración con Incibe y patrocinado por Banca March que este viernes ha reunido a entidades financieras, gestoras de fondos, «roboadvisors», aplicaciones de pago por móvil, «fintech» y especialistas en ciberseguridad.

La irrupción de las nuevas tecnologías y su impacto en los hábitos de consumo de los clientes está obligando a los bancos a revisar su modelo de negocio. Supone un elemento disruptivo. «Estamos en plena revolución y además va a ser un proceso permanente», ha dicho Beltrán Parages, socio y cofundador de la gestora Azvalor, quien en todo caso ha defendido que el asesoramiento personal va a seguir siendo imprescindible en un negocio basado sobre todo en la confianza. En el polo opuesto de la mesa estaba Antonio Banda, consejero delegado de Feelcapital, primera firma de asesoramiento digital —«roboadvisor»— de España, quien defiende que este tipo de asesoramiento elimina barreras de entrada al sector, abre un universo de acceso a productos al cliente y reduce las comisiones que paga el usuario.

Ahora bien, la digitalización bancaria también trae consigo ventajas estructurales para las propias entidades. Por ejemplo, y como han señalado casi todos los ponentes, la reducción de costes y por tanto ganancias de eficiencia y productividad, al automatizarse procesos de escaso valor.

Asesoramiento digital

«El "roboadvisor" es efectivamente disruptivo, un avance y un complemento para el resto de entidades; pero no va a suponer la desaparición de los asesores financieros», ha apuntado el director general de Ibercaja Gestión, Valero Penón, durante la primera mesa redonda de la jornada, titulada «La tecnología y sus riesgos inherentes irrumpen en las finanzas para quedarse». «La gran transformación es que el cliente pasa a ser de verdad el centro de todo; pasa en sectores como el del alojamiento con Airbnb, del transporte con Uber y ahora está llegando también al de las finanzas», ha añadido Lupina Iturriaga, fundadora y directora general de Fintonic, aplicación de finanzas personales que permite controlar y gestionar las cuentas y otros productos financieros contratados.

La segunda mesa ha versado sobre «La banca frente a la revolución digital». «La tecnología no es un fin en sí mismo, pues se necesitan buenos productos y diferenciados», ha dicho la directora de tecnología de la información de Banca March, Teresa Capella, quien aclara que esas nuevas herramientas deben ser un acompañamiento a la actividad bancaria. «Hay una fusión de tecnologías como el "cloud computing", el "big data" y el internet de las cosas que han generado una tormenta perfecta que lleva a un cambio económico, social y político», dice el responsable de tecnología y operaciones de Banco Santander en España, Adolfo Ramírez, quien ve el gran cambio en el poder de información y decisión que ha adquirido el cliente y que antes no tenía, lo que obliga a transformar el modelo de negocio de las entidades.

Los medios de pago, primer paso

«El primer gran cambio es la generalización del teléfono móvil, que hace que el cliente se relacione con su banco o empresa no ya una vez al mes, sino al día; y en segundo lugar el "big data", que da a las entidades una capacidad de almacenamiento y gestión de toda la información de los usuarios sin precedentes», detalla el responsable de Transformación Digital de BBVA España, Gonzalo Rodríguez.

Esa transformación de los hábitos financieros de los clientes y del negocio bancario ha comenzado por pequeños detalles como los medios de pagos cotidianos. La mayor parte de los bancos españoles, por ejemplo, acaban de lanzar conjuntamente la «app» Bizum de pagos y transferencias instantáneas por móvil. «Aunque cambiar los hábitos de los consumidores es algo difícil y que lleva tiempo, el uso del dinero en efectivo se va a reducir cada vez más», explica el consejero delegado de esta compañía, Ángel Nigorra. «Estoy convencida de que vamos hacia un mundo sin efectivo, pero no a corto plazo porque hay muchos sectores y negocios que adaptar», dice Capella. Ramírez, por su parte, ha apuntado que para que desaparezcan el efectivo o las tarjetas de débito y crédito el nuevo medio de pago tiene que ser más ágil y sencillo de usar, y recuerda que el número y volumen de disposiciones de dinero en efectivo en España se mantienen estables.

Rodríguez, por su parte, insta a las autoridades a darle un impulso a este proceso mediante medidas como retirar de la circulación las monedas de más bajo valor e incentivar la adopción de medios de pagos digitales en el comercio. A fin de cuentas la digitalización de los medios de pagos, coinciden todos, ofrece más agilidad y seguridad a los usuarios, mayor transparencia y a la Administración pública, por ejemplo, una herramienta para luchar contra la economía sumergida.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios