Economía

«La avalancha de digitalización no debe pasar por encima del talento»

Montserrat Luquero, directora general de Hudson España, asegura que «la función de los RR.HH. es cada vez más estratégica en la empresa»

 «La avalancha de digitalización no debe pasar por encima del talento»
Fernando Pérez Madrid - Actualizado: Guardado en:

Los Premios Hudson-ABC alcanzan su décima convocatoria convertidos en referentes de la innovación en Recursos Humanos. Patrocinados por Alphabet y Wolters Kluwer, tratan de potenciar el posicionamiento de los RR.HH. como función estratégica, reconociendo los mejores proyectos en esta actividad. Existen dos categorías: empresas con menos de 2.500 empleados y con más de 2.500. Esta edición tan especial gira en torno a las «Prácticas transformadoras en la gestión de personas». Para la ocasión, el certamen contará con un jurado honorífico especial compuesto por nueve jurados de las anteriores ediciones. El plazo de presentación de candidaturas finaliza el 31 de diciembre

—¿Cómo han evolucionado los modelos de RR.HH. en una década que no ha sido precisamente de transición?

—La función de Recursos Humanos cada vez es más estratégica dentro de las compañías. En muchas empresas ya es frecuente que el director de Recursos Humanos forme parte de la dirección y participe en las decisiones estratégicas. Por otro lado, normalmente en multinacionales no españolas, se está extendiendo la práctica de incorporar HR Business Partner, que si bien es una figura muy cercana al negocio, pierde competencias en temas tan importantes como la estrategia de captación y desarrollo de personas. Esto es debido a que se crean centros de servicios regionales, desde donde no solo se definen las políticas sino que también se lleva a cabo el proceso.

Por supuesto, en los años más duros de la crisis la función se ha centrado mucho más en reestructurar que en captar y desarrollar. Por último, me gustaría destacar que la evolución digital ha influido muchísimo en todos los procesos de Recursos Humanos, hasta tal punto que el mayor reto en el área de personas es la digitalización.

—La temática en esa ocasión es «Prácticas transformadoras en la gestión de personas» ¿cómo debe afrontarse ese reto renovador en un contexto que, precisamente, bulle en permanente transformación?

—Esto es algo que podríamos preguntar no solo al responsable de RR.HH., sino al de cualquier área de la empresa, puesto que efectivamente la transformación de los negocios y entornos está siendo tan rápida que prácticamente no da tiempo a detenerse y pensar a largo plazo. La clave está en adaptarse rápidamente a los cambios, en reaccionar de manera ágil. Lo que sí es cierto es que contamos con cantidades ingentes de información que se pueden analizar para ayudarnos a anticipar los cambios.

—¿La digitalización interna de las compañías va muy por detrás de la vinculada a la relación con los clientes?

—La digitalización en el negocio va muy por delante de la digitalización «de puertas adentro», pero no estamos lejos de otros países de nuestro entorno. Lo positivo es que ya la mayor parte de las compañías han tomado conciencia de la necesidad que tienen de invertir en procesos de digitalización, aunque no todos los sectores están en la misma situación.

—En un mundo empresarial en el que la tecnología tiene cada vez más protagonismo... ¿El gran reto es volver a poner a la persona en el centro?

—La tecnología es una herramienta, un medio para conseguir un objetivo, pero sin el conocimiento y el talento se quedaría en eso, en una herramienta. Esto es algo que los responsables de las organizaciones, y especialmente los directores de RR.HH., tienen que tener claro para no permitir que esta avalancha de digitalización pase por encima de las personas y el talento. Nosotros colaboramos con grandes organizaciones para definir el perfil de talento que necesitan y gestionar su captación. Indudablemente la experiencia digital es una competencia muy importante en general, pero no es la única. Trabajo en equipo, liderazgo transversal y de equipos, resolución de problemas, además de los conocimientos técnicos necesarios para el puesto, también lo son.

—El nuevo contexto parece propiciar el trabajo colaborativo. ¿Avanzaremos hacia estructuras menos jerarquizadas) ¿Es ese el proceso idóneo para fomentar la identificación del empledo con la compañía?

—Es un hecho en muchas empresas que las estructuras son cada vez menos jerarquizadas, se trabaja en equipo, por proyectos. Incluso la distribución de los espacios físicos está cambiando para favorecer este nuevo clima de gestión. Ahora los equipos son más pluridisciplinares, multiculturales, multigeneracionales.... Esta es una forma de que el empleado sienta que puede participar activamente en las decisiones de la compañía, lo cual resulta motivador, pero hay muchas otras medidas que las organizaciones pueden poner en marcha para que sus empleados sientan que forman parte de una gran compañía.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios