Economía

La Audiencia Nacional anula el ajuste laboral aprobado por Liberbank en 2013

El juez ha tomado este decisión porque el banco no notificó los 33,4 millones que ganó en el primer trimestre de 2013 en la negociación con los sindicatos

Oficina de Liberbank
Oficina de Liberbank - ABC
EFE Madrid - Actualizado: Guardado en:

La Audiencia Nacional ha declarado nulas las medidas unilaterales adoptadas por Liberbank y que modificaban las condiciones laborales de sus empleados, al considerar que el banco no notificó los 33,4 millones de euros que ganó en el primer trimestre de 2013 en la negociación con los sindicatos.

Liberbank ya ha anunciado que recurrirá ante el Tribunal Supremo la decisión adoptada por la Audiencia Nacional, cuya sala de lo Social ha estimado la demanda de varias sindicatos, entre ellos Csica, que pedía la nulidad "a todos los efectos" de las decisiones ejecutadas por el banco en el ERE temporal aprobado en 2013.

Los magistrados alegan defectos formales para refrendar su decisión ya que, según exponen en la sentencia, Liberbank no cumplió con los deberes de información y de documentación en relación a las cuentas correspondientes al primer trimestre de 2013.

En este sentido, explica el fallo, "no se proporcionó la documentación necesaria, bien porque no se hubiese confeccionado (...) en cuyo caso, bien podría haber dilatado la empresa el inicio del periodo de consultas hasta que se tuviese la misma confeccionada, bien porque no se quiso entregar".

Sobre este último aspecto incide la sala y afea al banco, que contó con el apoyo de los sindicatos mayoritarios CCOO y UGT, por no haber cumplido con el principio de buena fe por el que han de regirse las negociaciones laborales.

Por todo ello, la Audiencia Nacional estima los argumentos de las demandantes, el Sindicato de Trabajadores de Crédito (STC-CIC), Corriente Sindical de Izquierdas (CSI) y CSICA, especialmente tras valorar que "el mismo día de inicio del periodo de consultas la propia mercantil (emitió) una nota de prensa en la que anunciaba un resultado positivo".

Pero como Liberbank va a recurrir la decisión de la Audiencia Nacional ante el Supremo, la resolución definitiva habrá de esperar, en principio, hasta el próximo año. Será entonces cuando se conocerá de forma definitiva el impacto económico derivado, 65 millones, según el cálculo de los sindicatos, o seis millones, según Liberbank.

El Tribunal Supremo ya declaró nulo en 2015 el primer ERE temporal acordado por el banco en julio de 2013 con UGT y CCOO, al confirmar que se había vulnerado la libertad sindical.

El pacto anulado supuso entonces reconvertir 1.332 suspensiones temporales de contrato anunciadas en un primer momento en 775 reducciones de jornada al 50% y mil afectados por la merma de la jornada del 30% en 770.

Al margen de ese primer ERE anulado, Liberbank, el grupo fruto de la fusión de Cajastur-Banco CCM, Caja Cantabria y Caja Extremadura, alcanzó un nuevo acuerdo en diciembre de 2013 con los sindicatos representantes del 80% de la plantilla, que sigue en vigor y que fue validado por el Supremo a principios de este año.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios