Economía

La aseguradora del Estado avalará a Abengoa en proyectos en el extranjero con 154 millones más

Cesce, dependiente del Ministerio de Economía, estudia todavía si tras el plan de reestructuración de la compañía entrará en su capital

Imagen de archivo de una planta solar de Abengoa
Imagen de archivo de una planta solar de Abengoa - ABC

La nueva Abengoa que surja del plan de reestructuración con el que sus acreedores preteden que evite la suspensión de pagos seguirá contando con el respaldo de las garantías públicas en su actividad. Cesce, la aseguradora que avala a las empresas españolas en su internacionalización y que está controlada por el Estado, prevé conceder a la compañía sevillana de ingeniería 154 millones de euros en avales para que pueda presentarse a nuevos proyectos en el exterior y retomar la ejecución de otros que ya tiene adjudicados.

Las entidades financieras acreedores de Abengoa solicitaron a la aseguradora, de la que el Estado posee el 50,1% del capital y bancos y aseguradoras el 49,9% restante, que garantice el 50% de los avales que ellas van a ofrecer a la compañía para esas obras. La Compañía Española de Seguros de Crédito a la Exportación (Cesce), dependiente del Ministero de Economía, ha enviado una carta tanto a Abengoa como a los cinco grandes bancos acreedores —el Santander, Bankia, el Popular, Caixabank y Crédit Agricole– en que avanza su predisposición a estudiar esa cobertura.

«Una vez haya finalizado el proceso de firma del contrato de reestructuración de la compañía y que se haya homologado judicialmente el acuerdo de refinanciación correspondiente, existe la mejor disposición para valorar la participación de Cesce como asegurador de futuras operaciones», explica Cese en su misiva, en la que condiciona ese apoyo al correspondiente y habitual proceso de estudio que hace la compañía de los riesgos a asumir. En todo caso, fuentes cercanas a la aseguradora del Estado avanzan que la aprobación de esos avales como la opción más probable.

La banca, que tras la firma del convenio de acreedores tomará el control de la ingeniería junto a los bonistas, ha seleccionado una serie de proyectos que considera como los más sólidos y esenciales para que la nueva Abengoa tenga carga de trabajo suficiente en sus primeros meses o años de vida. Se trata de ocho proyectos de plantas fotovoltaicas y de ciclo combinado, biorrefinerías y líneas eléctricas en Chile, México, Estados Unidos, Arabia Saudí, Sudáfrica y Omán y en los que los bancos avalarán a la compañía por 307 millones de euros.

Cesce suele reasegurar el 50% de esos avales, de forma que cubrirá los citados 154 millones de euros. La aseguradora ya ha asegurado avales bancarios a Abengoa por 115 millones, de los cuales algunos ya han entrado en sinistralidad. Además, ha concedido 91 millones en pólizas de crédito comprador. De esta forma, y en caso de aprobar esas nuevas coberturas, su exposición total a la firma ascendería a 360 millones de euros.

Lo que todavía no está claro es si, en caso de adherirse al plan de reestructuración junto a la banca acreedora y los bonistas, Cesce deberá convertir parte de esos créditos y avales en capital y entrar también en el accionariado de Abengoa. Es una cuestión que se está discutiendo ahora mismo en el Ministerio de Economía. Cabe recordar que el plazo para firmar el convenio finaliza el próximo 25 de octubre.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios