Ron, en un acto público cuando era presidente del Popular.
Ron, en un acto público cuando era presidente del Popular. - DE SAN BERNARDO/LADRA

Ángel Ron pide al juez la nulidad del embargo de su pensión

Acusa a Allianz de mala fe y de dar datos de un asegurado sin su consentimiento

MADRIDActualizado:

Nuevo recurso del expresidente de Banco Popular, Ángel Ron, ante la Audiencia Nacional tras el embargo preventivo de su pensión ordenada por el juez el pasado 2 de febrero. Según un escrito al que ha tenido acceso ABC, el pasado viernes, los representantes legales de Ron solicitaron al juzgado de Madrid la nulidad de la medida tomada por el juez Fernando Andreu y acusan a la aseguradora Allianz de actuar de mala fe, ya que actuó con el objetivo de buscar la prohibición del pago de la pensión. Sin embargo, con la decisión judicial, el dinero debía ser ingresado en el juzgado en lugar de en la cuenta de Ron.

«Allianz no puede dar datos de un asegurado sin consentimiento del mismo, salvo que se lo pida un juez, cosa que nunca ha ocurrido en este caso», explican los representantes legales de Ron.

Tal y como adelantó este periódico, Ron había recurrido en la Audiencia Nacional el auto que bloquea el pago de 2,9 millones de euros que la aseguradora Allianz debía abonarle, como parte del importe correspondiente a su pensión. El embargo preventivo dictado por el juez Andreu se produjo después de que la aseguradora informase motu proprio de que el directivo había reclamado dicha cantidad.

Según el recurso de Ron, la aseguradora se «extralimita y de modo calumnioso […] aventura o especula acerca de que la retribución del cargo pudiera considerarse ilícita».. En su opinión, «induce al Juzgado a adoptar la medida cautelar, que acaba aceptando de forma acrítica, aunque por otros motivos distintos de los solicitados».

Cabe recordar que Ron abandonó la entidad a principios de 2017, cuando fue relevado por Emilio Saracho, con derecho al cobro de una pensión de jubilación por 23 millones que acumuló durante sus 32 años de servicio en el banco.

Las mismas fuentes explican que en septiembre Allianz reconoció a los representantes legales de Ron el derecho al cobro, para lo que se facilitaron los documentos requeridos. Ante la falta de respuesta, se dirigieron al departamento de Atención al Cliente, «que sorprendentemente contestó diciendo que no había documentación en el expediente, cuando eran numerosos los correos cruzados y los documentos enviados por burofax y correo electrónico normal. Entonces se les advirtió de una denuncia ante la Dirección General de Seguros, y decidieron ir al juez sin previo aviso».

Fuentes juridicas explican que cuando alguien se persona en la causa –como Allianz- tiene que dar copia a los procuradores de las demás partes, algo que, según el escrito de los abogados de Ron, no han hecho hasta la fecha, por lo que la medida cautelar puede llegar a considerarse nula.