La nueva Bankia prescindirá del 13% de la plantilla
La nueva Bankia prescindirá del 13% de la plantilla - ABC

Algunos de los retiros «voluntarios» que tienen como protagonista a la banca

El sector financiero comenzó a despedir con el estallido de la crisis y ahora, en recuperación, vuelve a hacerlo

Actualizado:

Los trabajadores afectados por regulaciones de empleo bajan en España, pero comienza una nueva etapa en el que los empleados de más edad vuelven a ser protagonistas. Estas son algunas de las empresas que han planteado despidos y prejubilaciones:

Bankia: 2291 despidos

La nueva Bankia resultante de la fusion con BMN pretende despedir a 2.291 trabajadores. El ajuste planteado por la entidad que dirige José Ignacio Goirigolzarri afectará a aproximadamente el 13% de la plantilla del grupo, que tras la suma de BMN alcanzará los 17.300 profesionales, así como el cierre de unas 145 sucursales. La fórmula elegida son prejubilaciones a partir de los 56 años y despidos incentivados con una indemnización de 25 días por año trabajado.

Banco Santander: 1.100 despidos

a entidad presidida por Ana Botín anunció un ERE a raíz de la próxima fusión de los servicios centrales del Santander con las de Banco Popular, la entidad que adquirió por tan solo un euro. El ERE contempla el despido de 1.100 empleados, un 3,1% del total de la plantilla de las dos entidades. De los 7.000 empleados con que cuenta Popular en sus servicios centrales, 1.100 abandonarán el banco con unas prejubilaciones a partir de los 55 años que alcanzarán el 80% del salario bruto.

Iberia: 955 despidos

Ha planteado un ERE que se prolongará hasta 2019. Las prejubilaciones serán a partir de los 58 para pilotos y personal de tierra y de 55 años para los tripulantes de cabina. Para las bajas incentivadas ofrece 35 días con un máximo de 30 meses. La regulación de empleo será voluntaria para un máximo de 955 trabajadores. En los últimos años, más de 4.500 personas han salido de Iberia en otros ERE. Uno forzoso, que afectó a 3.147 personas, y otro voluntario, al que se acogieron 1.427 trabajadores.

Renfe: 805 despidos

Ha planteado un plan de bajas voluntarias para un máximo 805 trabajadores, alrededor del 5,8% de la plantilla de unos 13.720 empleados con que cuenta actualmente. El programa de desvinculaciones que se acometerá durante este ejercicio se suma a los abordados los dos últimos años, de 750 empleados en 2016 y 2017 respectivamente, y el de unos 500 efectivos de 2015. El objetivo es transformar y rejuvenecer la plantilla de Renfe, que tiene una edad media de 54 años.

EVO Banco: 239 despidos

EVO Banco tiene en marcha una regulación de empleo que afectará a 239 empleados, lo que supone casi el 52% de la plantilla además del cierre de 39 sucursales. Para el caso de los empleados que tienen 56 años o más edad y 15 años mínimos de antigüedad la entidad les ha ofrecido que cobren el 80% del salario neto hasta los 63 años. En el caso de empleados que tienen 54 años y 15 de antigüedad, la entidad ha establecido las mismas condiciones, pero hasta los 62 años.

Heineken España: 220 despidos

La cervecera ha anunciado a los sindicatos la apertura de negociaciones para ejecutar un ERE para 220 personas. Esta propuesta, que se justifica por reordenación de la producción y no por causas económicas, supone el 9,1% de su plantilla en España, de 2.400 personas. A falta de detalles, Heineken recuerda que ya negociaron otros expedientes en el pasado y hubo acuerdos basados «en medidas no traumáticas, que afectaron sobre todo a trabajadores en edades cercanas a la jubilación».

Cellnex: 200 despidos

Despedirá a unos 200 empleados de sus filiales españolas Tradia y Retevisión, dedicadas a la gestión de la red de televisión terrestre y que suman una plantilla de unos 1.200 empleados. La justificación al ERE es un cambio en el modelo de negocio de la compañía, que busca rejuvenecer plantilla y un cambio en los perfiles profesionales para la gestión de nuevas tecnologías, ya que Retevisión y Tradia suman actualmente cerca de 150 trabajadores con una edad de 57 años o más.

Mapfre: 100 despidos

Mapfre ha iniciado un plan de bajas voluntarias que afectará a en torno a un centenar de empleados de Mapfre España, Mapfre Vida y Mapfre Tech. La entidad, que contaba a cierre de septiembre con 10.824 trabajadores en su división española ha dirigido el plan a trabajadores de entre 56 y 63 años de edad con una antigüedad superior a 20 años en la empresa. Los que llevan más de 30 años y se acojan al plan, percibirán el 80% de su remuneración, mientras que el resto el 70%.